Loading

Ignoran los llamados

La inseguridad avanza.
Y los encargados de garantizarla viven en otro planeta, o no se han dado cuenta, o creen que con asistir a 80 mil cursos el problema lo resolvieron en automático, control remoto, vía satélite o virtualmente.
De muy poco han servido los recursos económicos erogados para la compra de más patrullas, más cámaras de vigilancia y más elementos policiacos, si no se ve reflejado en la seguridad de los campechanos.
Poco a poco se va diluyendo la presunción de ser el Estado más seguro del país, porque quienes deben garantizarla no están haciendo su trabajo, no están cumpliendo con la encomienda, con la tarea que les encargaron. Están cómodos, en su zona de confort, con declaraciones triunfalistas y alejadas de la cotidianidad del Estado.
Los focos están encendidos: robos y asaltos todos los días a farmacias, tiendas de conveniencia, comercios en general y casas-habitación; homicidios, sobre todo en Ciudad del Carmen y secuestros en el sur del Estado, que tienen viviendo en la incertidumbre a los ganaderos y productores, que son despojados en un abrir y cerrar de ojos del patrimonio logrado por el esfuerzo y trabajo de muchos años. El colmo, en plena zona céntrica de la ciudad, los delincuentes cargaron con un cajero automático y nadie vio, nadie supo.

Más información en la versión impresa…

  • OPINIONES
error: Content is protected !!