Loading

Barandilla: La campana y el perdón

El Esquilón de San José, mejor conocido como Campana de Dolores, fue fundido en bronce en 1768 para el campanario de la iglesia de Dolores en Guanajuato. La madrugada del 16 de septiembre de 1810, el sacerdote Miguel Hidalgo hizo sonar la campana llamando a los files y convocándolos al movimiento de independencia; en 1886 el presidente Porfirio Díaz, decidió removerla e instalarla en la parte superior del balcón central de Palacio Nacional, en la Ciudad de México, dando inicio a la tradición de la ceremonia del grito que él dispuso que se celebrara la noche del 15 de septiembre para hacerla coincidir con su cumpleaños; en 1960 el presidente Adolfo López Mateos, en el marco de la celebraciones por los 150 años de la independencia, mandó hacer una réplica exacta para cada uno de los estados del país del Esquilón de San José, que debe su nombre a San José, patrono de Nueva España. El presidente López Mateos dispuso que en cada estado del país, el gobernador se uniera a la celebración y la ceremonia del grito se realizara cada año la noche del 15 de septiembre en todo el país.
El filósofo y político romano Lucio Anneo Séneca, 4 a. C- 65 d. C, en su famoso diálogo Sobre la clemencia define al perdón como la acción loable, pero no exigible del ofendido respecto del ofensor. El perdón es un acto de clemencia y gratuidad que supone autoridad moral del ofendido o perdonante para dispensar al ofensor o perdonado de la sanción, reparación o castigo que en justicia merece; el perdón trasciende el horizonte de la justicia a la que el ofendido tiene derecho.
El perdón supone el encuentro y la acogida entre el ofensor y el ofendido, orientándose al restablecimiento de las relaciones rotas por las acciones de violencia del ofensor. El concepto de perdón está presente en la moral y en la religión como un gran valor de reconciliación y concordia que supone la disposición moral por parte del ofensor de reconocer la acción ofensiva, el propósito de no volverla a cometer y el deseo de reparar y ser perdonado.
El artículo 89 de la Constitución Política de México establece las facultades del presidente de la República. En las 20 que señala, no se refiere al perdón, si en cambio al indulto para reos sentenciados por ciertos delitos federales; esto supone la realización de un juicio penal en el que han sido encontrados culpables.
Llama la atención el ofrecimiento de perdón que el nuevo gobierno ha hecho respecto de los actos de corrupción cometidos en el pasado y la advertencia de sanción a quienes en el presente o futuro se atrevan. Bajo esa perspectiva la urgencia social tantas veces postergada de una Fiscalía Anticorrupción Autónoma nacerá muerta, imposibilitando además las labores investigativas y de persecución del Ministerio Público y también de los jueces respecto de la imparcialidad y objetividad en la delicada tarea de impartir justicia.
Todo acto de corrupción se ejerce desde el poder, desde la posición de ventaja de quien toma decisiones indebidas sobre bienes públicos. La corrupción es un hecho inmoral y anti jurídico que debe sancionarse siempre, porque supone negación de la verdad, injusticia, exclusión social y desprecio por el derecho. Al ofrecerles perdón anticipado a los servidores públicos corruptos del pasado, se comete una grave injusticia con los mexicanos, porque los bienes de la Nación no serán devueltos a sus legítimos dueños y la reparación del daño quedará insatisfecha, violentando además el orden jurídico vigente.
Con la modalidad ofrecida de perdón a los corruptos, no debe ocurrir como con el Esquilón de San José, que por voluntad de un presidente fue sustraído de su lugar original cambiando su nombre y el sentido religioso de su uso para hacer nacer, cambiando la fecha original, una tradición y festejo popular.
Perdonar a los corruptos del pasado, no es facultad del presidente, ni puede resolverse por la vía de encuestas a modo disfrazadas de consultas populares. La enorme sed de concordia y de paz que es un clamor nacional exige conocer la verdad, para construir el gobierno justo que haga de México el mejor país que todos anhelamos.
mcplataspacheco@gmail.com

  • OPINIONES

Historia Previa

Congreso del Estado

error: Content is protected !!