Loading

Siempre hay otros: Los sonidos del esfuerzo

El pueblo que no lucha por su derecho, no merece tenerlo.
Rudolf von Ihering

Nunca antes habíamos sido testigos de un reparto de culpas terso, en ese donde la culpabilidad no se prueba, y por cierto se continúa utilizando al pueblo para continuar medrando en los presupuestos públicos.
Liberación de una conciencia maniatada, excesos en los adjetivos calificativos, más de lo mismo en tiempos postelectorales, pero ese circo lo continuaremos viendo en los escenarios de una América Latina que se ofende a si misma.
Los ciudadanos nos podremos equivocar al elegir a nuestros gobernantes, pero no dar rienda suelta a una imaginación precaria, donde se satisfacen unos cuantos, y para muestra más de un país, sin mencionar nombres, pero Venezuela, Nicaragua y hasta Bolivia, con sus aristas este último, han fracasado con sus modelos de democracia y economía interna.
Somos todo y nada a la vez. Hemos sido también testigos de la misma retórica, de investigaciones que se harán para buscar a los responsables, de este, aquel, muchos asesinatos, y quienes deben dedicarse a combatir y plantear estrategias eficaces y eficientes contra el delito y su prevención, declaran en el simplismo que es el promedio en el mundo con respecto a otros países. Vaya consuelo.

Más información en la versión impresa…

  • OPINIONES

error: Content is protected !!