Loading

Sin alumbrado, plaza “Juan Carbó” del Centro Histórico

Al morir la tarde, la Catedral de Campeche se va iluminando, enmarcada por policromías en el cielo azul.
Al morir el sol, en un incendio precioso que retrata el mar, la casa de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción se satura de luz. Tenues rayos de le van acariciando la superficie de piedra, trepando como serpientes desde todos lados. Cada haz resalta la arquitectura religiosa, con sus dos torres incendiadas desde dentro con una iluminación más intensa.
Tardes campechanas, tardes sin igual, y mientras la Catedral se va irradiando, en el parque los niños travesean tras las pelotas, las palomas buscan refugio en las ramas y el viento se queja en el palmar, susurrando canciones de marinos.
Los amantes de la fotografía aguardan la caída de la noche para imprimir la gráfica que resalte más la sede de la Diócesis campechana, empotrada al cielo negro y bajo la tenue bombilla de la luna, disfrutando la brisa que viene del mar.
El ambiente se empieza a perfumar, la Catedral se alza fastuosa, fulgurante, resaltando la noche campechana, con los mayores acomodados en sillones de madera a las puertas de su casa, tomando el fresco y dando el “vaya bien” a todo el que pase por enfrente.
Unos pasos más allá del diamante de Catedral, la penumbra llega de pronto en la plaza Juan Carbó, donde el Ayuntamiento alumbra con apenas dos reflectores un festival, con los actores siluetados por el contraluz, como sombras chinas.
Las Fuentes Danzarinas suben y bajan al ritmo de una música campechana. Los pequeños se asoman al borde y reman con las manos el agua. Algunas palomas desveladas continúan buscando comida, mientras la mayoría descansa en las cornisas de los edificios alrededor.
En plaza, los concurrentes avanzan entre la umbría en busca del esquite, de los churros rellenos. En el festival un hombre entona un canto a la tarde con amor. Los enamorados se arrullan en las bancas, aprovechando la escasa luz.
Hay un enorme contraste entre la iluminación de la Catedral y la “Juan Carbó”, sumida en el quicio de la obscuridad. GK

  • CAMPECHE
error: Content is protected !!