Loading

El nuevo Moch Couoh

Por Wilbert Casanova V.

SEGUNDA Y ÚLTIMA PARTE

CAMPECHE NUEVO EN 1960

En su estudio, María Elena Torres Pérez y Claudio Alberto Novelo Zapata sostienen que “Hoy día, el camino abierto por El Campeche Nuevo, aún determina el presente y el futuro del desarrollo económico en general, y urbano arquitectónico sustentable de la ciudad en particular, un proyecto compartido por la ciudadanía que vive y resalta las bondades del producto”.
En su exposición argumentan que la ciudad de San Francisco de Campeche inició su transformación como polo de desarrollo, con base en lo dispuesto por el Plan Nacional de Desarrollo, que requirió de implementar en 1952 el Plan Regulador a cargo del arquitecto Domingo García Ramos, y que derivó en 1960 en el proyecto de “El Campeche Nuevo”.
El proceso modernizador de la ciudad, añaden, fue lo que propició al Ministerio de Guerra demoler en 1893 un sector del lienzo de la muralla de mar, la puerta de mar y los edificios ocupados por la capitanía del puerto, para darle vista al cuartel federal. Posteriormente, debido a la introducción del tranvía en la ciudad, se demolieron otros lienzos de muralla y se cortó por mitad el baluarte de San Francisco, acciones que repercutieron en la fisonomía tradicional y abrieron el paso franco a la modernidad, en un primer intento de diferenciarse del pasado colonial.
El arquitecto Carlos Lazo, a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, de 1952 a 1955, promovió una serie de estudios de planeación y ordenamiento de las principales ciudades del país, mediante la implementación de los Planes Reguladores, para los que se priorizó a las zonas marítimas y fronterizas, como el caso de Campeche.
Por lo que a Secretaría de Bienes Nacionales en 1952 comisionó al arquitecto Domingo García Ramos -urbanista moderno pionero del país- para la elaboración del Plan Regulador de Campeche, en conjunto con el licenciado Juan Pérez Abreu, quien fungió como asesor jurídico para estudiar y resolver los problemas políticos, económicos y legislativos que se plantearan para la realización del proyecto.
La estrategia propuso como zona patrimonial a la ubicada dentro del recinto amurallado, para implementar soluciones que física y legalmente frenaran y revirtieran el deterioro ocasionado por el cambio de uso de la demanda de locales para el comercio y las necesidades de transporte, que modificaron la fisonomía.

LO GANADO AL MAR

De acuerdo a la investigación “el nuevo desarrollo político, económico y social del Estado sobre la zona que se ganó al mar, se planeó con una superficie inicial de 250,000 m², sobre la cual se edificaría “una nueva ciudad a la altura y con la dignidad de las mejores”.
Para la zonificación del proyecto se dispusieron 18,800 m² para edificios públicos, parques y jardines; 51,734 m² para calles, 57,840 m² para avenidas principales, 102,746 m² para vivienda popular, haciendo un total de 231,120 m², cantidad menor a lo planeado.
Y es en la administración de Ortiz Ávila (de 1961 a 1967), cuando se consolidan estas acciones, con el apoyo del entonces presidente López Mateos, mismo que en 1963 inaugura la nueva sede del Poder Ejecutivo representativa del pensamiento político modernizador que se impuso al desarrollar ciudades que se vislumbraban sustentables, autónomas e impulsoras de la economía y progreso del país.
En la concepción urbana arquitectónica del proyecto de El Campeche Nuevo, se evidencia la influencia del Movimiento Moderno Internacional, a través de la experiencia conceptual y funcional latinoamericana de Brasilia, construida en 1956, con Lucio Costa como principal urbanista y Óscar Niemeyer como principal arquitecto.
Hacen referencia al arquitecto Joaquín Álvarez Ordoñez, cuyo diseño fue la construcción en 1963 de la nueva sede del poder, a través del Palacio de los Poderes, el primer palacio de gobierno construido fuera de un contexto histórico y que alberga los tres niveles de gobierno: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.
De lo que denominan complejo turístico Moch Couóh, explican que se desarrolló aprovechando el agua contenida dentro del nuevo límite artificial de la ciudad. El concepto de diseño fue una abstracción formal de un barco hundido, al cual se accede por medio de dos puentes laterales.
En el caso de las oficinas administrativas y de información turística forman dos cuerpos que sobresalen del agua. En donde predomina el color blanco de un volumen con forma de cono truncado, que estaba en color mostaza para sobresalir del conjunto.
El nuevo moch couoh

Totalmente renovado, el Parque Moch Couoh luce una nueva fisonomía, luego de su construcción hace 54 años, cuando se puso en funcionamiento en el Gobierno de José Ortiz Avilá, el viernes 10 de mayo el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas hizo la inauguración oficial de una obra que, en forma conjunta con las Fuentes Marinas, se invierten 180 millones de pesos.
En la presentación de la maqueta en 2017, el Ejecutivo estatal significó que además del disfrute para los campechanos, las obras también servirán para que los turistas tengan más opciones de diversión y por lo tanto permanezcan más días en la ciudad capital.
Ese día destacó que “por eso siempre lo digo, a todos aquellos incrédulos que no estaban acostumbrados a escuchar el nombre de Campeche fuerte y lejos, se tendrán que ir acostumbrado porque todos los días vamos a construir un mejor Campeche; aquí hay eventos locales, nacionales internacionales que ponen al Estado en un lugar privilegiado a nivel nacional”.
Por su parte el secretario de Desarrollo Urbano, Obras Públicas e Infraestructura, Edilberto Buenfil Montalvo, recordó que la modernización de la ciudad comenzó a mediados de los años 50, cuando el mar colindaba con el centro y no existían los edificios que actualmente se ubican en el malecón.
Rememoró que fue el gobernador José Ortiz Ávila quien modernizó la zona céntrica ya que construyó obras como la Concha Acústica, la Fuente del Progreso, el Palacio Legislativo y el parque Moch Couoh en donde se recreó un barco en las tres hectáreas del lugar, rodeado de agua y contaba con un escenario que era la cubierta y oficinas.
Por otra parte, la descripción técnica, de acuerdo a la SEDUOPI, consistió en la rehabilitación del edificio cónico y elíptico, terracerías, andadores perimetrales con recubrimiento de cantera, construcción de andadores y puentes en el parque, reforestación de áreas verdes con especies endémicas de la región, lagos artificiales, firmes con recubrimiento de caucho.
Además juegos infantiles inclusivos, rampas de accesibilidad, sistema de riego automático, alumbrado general autosostenible, instalación de red de media y baja tensión, losas de concreto en andadores para interconexión de puentes.
También jardínería, rehabilitación del canal de desagüe, suministro y colocación de piedra Ticul y recinto negro en área de estacionamiento, firme de estacionamiento, cajones para más de 200 vehículos, construcción de guarniciones, banquetas y escalones.
De igual forma suministro y colocación de piso despostillado Macedonia, colocación de piso granite en senderos elevados y macedonia avenjentado con cantos boleados en rampas y andadores, así como la restauración de pavimentos decorativos del artista José Chávez Morado.

LOS AÑOS DEL PARQUE

En el sexenio del José Ortiz Ávila (1961-1967) se construye el parque Moch Couoh, y en 1965 se concluyó la obra. En el periodo de gobierno de Rafael Rodríguez Barrera (1967-1973) todavía conserva el trazo original y que se hizo con el arquitecto Joaquín Álvarez Ordoñez que lo diseño, al igual que los palacios Ejecutivo y Legislativo y la Plaza de la República. Se construye un teatro al aire libre llamado turisfono, porque ahí se encontraba Turismo Estatal.
En el sexenio de Eugenio Echeverría Castellot (1973-1979) comienzan a registrarse algunos cambios, como el relleno de los espacios de agua. Con Abelardo Carrillo Zavala (1979-1985) quedan completamente rellenado los espacios de agua y se remoza integralmente el área, instalándose las oficinas de la todavía Dirección de Turismo en sus oficinas.
En el gobierno de Jorge Salomón Azar se habilita un amplio estacionamiento.
En la acción gubernamental de 1991-1997 de Antonio González Curi se adapta el escenario para que funcionara la Secretaría de Turismo, se colocaron los nuevos juegos infantiles y se habilitó el área de juegos para patinadores.
De 1997 a 2003 con Jorge Carlos Hurtado Valdez no varió mucho y con Fernando Ortega Bernés 2003-2009, solo se colocó una escultura relativo al juego de pelota maya.
Y es hasta la actual administración estatal que se decide hacer una remodelación total al parque que fue el lugar de juegos de niños y de noviazgos y formación de nuevas familias campechanas.

error: Content is protected !!