Loading

Mexicanos triunfan en el mundo de la ópera

La divulgación que ha adquirido este arte lírico es la mayor en sus 400 años de historia: Vela

CDMX— Sin duda la tradición operística está en desarrollo, México siempre ha sido un terreno donde el canto lírico ha sido muy apreciado, mientras la divulgación que ha adquirido en las últimas décadas no tiene precedentes en la historia de este arte, que tiene poco más de 400 años.
Así es como visualiza a la ópera en el país, el director de escena y diseñador especializado, Sergio Vela, en entrevista con Notimex. Expresó que en los últimos años se ha dado un semillero creciente de cantantes que han colocado el nombre de México muy en alto, dentro del panorama de voces líricas internacionales.
“Debemos recordar una soprano como Irma González o la contralto, Oralia Domínguez, porque empezaron a abrir brecha y después vino una pléyade de cantantes destacados como Francisco Araiza, quien ha sido una figura de gran importancia; Ramón Vargas, Rolando Villazón y Javier Camarena”.
Aseguró que así podría mencionar a muchos cantantes en diversos teatros estadunidenses, mexicanos, sudamericanos y europeos, que han hecho que el nombre de México sea reconocido como el de una nación que produce casi de manera natural grandes voces líricas.
Vela destacó la aprobación casi inmediata que tienen los tenores mexicanos en otros países, “cuando se escucha a un tenor mexicano joven que va a realizar una audición, dicen, viene de México, vamos a escuchar con atención, porque hay unos tenores mexicanos que han sido absolutamente destacadísimos”.
Vuelve a asentar que en las últimas décadas ha habido también una mayor divulgación de la ópera a nivel mundial, gracias a la tecnología, a los medios de comunicación, se puede escuchar una transmisión de ópera en radio, se pueda hablar de un programa de ópera por televisión, puede haber una transmisión diferida o en vivo, a veces en pantallas gigantes y hasta por Internet. Sin embargo, el experto, quien ha sido director de la Ópera deINBA, consideró que hay una especie de temor e inclinación a pensar que la ópera es elitista porque resulta incomprensible y hasta aburrida, “esto es una tontería”. “De ahí que una de las labores que suelo hacer es justamente la divulgación del hábito operístico recomendando al público que lea algo, que se entere, que escuche, porque todo esto también ya es accesible y frecuentemente de manera gratuita hasta en Internet”. NOTIMEX


error: Content is protected !!