Loading

Siempre hay otros: Herencias malditas, sociedad infeliz

Aprender sin pensar es inútil.
Anónimo

La incidencia delictiva no es tema ni de las mañaneras, ni de Alfonso Durazo, quien no tenía ningún antecedente en el campo de la seguridad para hacerse cargo del problema más importante del México de hoy. Con herencias malditas o sin ellas, la sociedad mexicana es infeliz, y está al borde de un colapso.
Con lo cosmético de las cifras, se trata de tapar la multimencionada corrupción, a la cual no le han agregado ningún detenido, ni abierto carpeta alguna de investigación, ya no digamos los ruidos que no llegan a estruendos en los citatorios recientes al director de comunicación social de la hoy extinta SEDESOL.
En la renuncia de Germán Martínez leemos el valor de mencionar las acciones que se han dado en los meses al frente del IMSS, con una realidad que nos sorprende; exdirigente nacional del PAN, sumado a las filas de la 4T, da una ruda radiografía de lo que hace la Secretaria de Hacienda y Crédito Público a cargo de Carlos Manuel Urzúa Macías.
México de por sí es un infierno por el calor, la contaminación y la violencia que no cesa en al menos 10 Estados del país, subiendo de tono cada semana esta última, ahora enterados de los usos facciosos del poder económico en contra de instituciones que, si bien no muestran fortalezas para salir adelante, las están aniquilando, quitándole recursos propios, para desviarlos hacia los “pobres”, que no es otra cosa que la caja chica de la 4T.

Más información en la versión impresa…

  • OPINIONES

error: Content is protected !!