Loading

Siempre hay otros: Equilibrios en la cuerda floja

Así como un gran río corre silencioso, un gran hombre no alza la voz.
Anónimo

Y así, a casi medio año de su llegada a Palacio Nacional, los perredistas que mutaron para convertirse en morenos, por conveniencia, más que por convicción democrática o valores éticos, deambulan en las mañaneras todavía somnolientos, aceptando cabizbajos sus errores, y perdonados por su guía espiritual y “político”, López Obrador, como le sucedió a la secretaria de Cultura ayer miércoles.
En un escenario cuestionado hace 10 dias por un ciudadano mexicano enfundado en el disfraz de un payaso, quien meses atrás aplaudía la enjundia, el despliegue mediático y las declaraciones a favor del tabasqueño por el que votaron 30 millones, de 120 que habitamos este país, en contrastes.
Los pensamientos son fábricas de consecuencias. Producimos lo que pensamos y es verdad, pero también es cierto el desgaste y la escasa credibilidad que los políticos tienen en México, seguidos de los legisladores y los impartidores de la injusticia, porque los centros de readaptación social (cárceles) se grita a los cuatros vientos, están llenos de chivos expiatorios.

Más información en la versión impresa…

  • OPINIONES

error: Content is protected !!