Loading

Siempre hay otros: La democracia cosmética

Todo tiene su ocaso y sólo la noche termina con la salida del sol.
Anónimo

Es la desinformación el mayor problema del actual Gobierno Federal. Un presidente lejano a la realidad, creyéndose en campaña política, violando la ley al repartir apoyos en los Estados donde habrá elecciones el domingo 2 de junio, dentro de escasos ocho días, y no hay poder humano que le haga entender que no habitamos las cavernas.
Ahí está más de ese prianismo que criticaban sin rubor. Lejos estamos de la transparencia del uso de los recursos públicos de López Obrador dos sexenios, pero él se atreve a exhibir a periodistas, articulistas, críticos, con razón o sin ella, de lo que sucede en el México del siglo XXI en la política de carne y hueso, no en la esperanza del humo que ahora se reparte. Ya tendrá su gobierno sus corifeos.
Contaminación en exceso por la falta a la verdad, a esos presupuestos públicos recortados, sobre todo en rubros sensibles, como la salud y la educación, la ciencia y la tecnología, y al personal de confianza que despide, para darle entrada a ex panistas, experredistas, ex priistas, esos que renegaron de lo que vivieron y disfrutaron por años.
Me comentaba ayer vía telefónica uno de los dos amigos pensantes que me quedan en el pueblo, respecto al caballo de troya en que se convertirían los que llegaron al engendro de la 4T, una especie de monstruo sin rubor alguno, al cual se le caen las canas, se le acabaron las ganas y lo cubre un manto de mentiras e impunidad hoy.
Un tabasqueño que llega al poder del México que ya cambió, que no se cree cuando le miente sobre las reservas de combustible en una crisis generada por sus inoperancias; funcionarios públicos improvisados; alertas del mínimo detalle para servir a su amo, adorar a los consentidos hacendarios, y nadar de a muertito, para no hacer el menor ruido.

Más información en la versión impresa…

  • OPINIONES

error: Content is protected !!