Loading

Pugna por paradero del IMSS

Luego de no tener ninguno, Gobierno estatal instala tres y la Comuna, uno

Luego de no tener ninguno, desde el pasado sexenio, ahora la parada del transporte urbano del Seguro Social tendrá cuatro paraderos: tres colocados por el Gobierno del Estado en el área aledaña a la acera del Hospital de Zona y otro que instaló a marcha forzada el Municipio del lado del lienzo amurallado.
La historia inicia desde la reconstrucción de la parte oeste del Circuito Baluartes, con la tala de árboles y la reducción del camellón central, que dejó sin paraderos al Hospital Abraham Azar Farah del IMSS del Centro, tanto para los autobuses con dirección a la avenida Gobernadores, como para los que venían de la zona de Santa Lucía.
La madrugada del domingo el Ayuntamiento de Campeche aprovechó el fin de semana para levantar un corral de láminas para delimitar el área para su paradero en el IMSS. Un auténtico madruguete.
Los campechanos se amanecieron con esta sorpresa y con que tenían que bajarse de la escarpa para poder seguir su camino, pues el corral cerró todo paso. Los ancianos que fueron a consulta al “Seguro grande” corrieron el peligro de atropellamiento, lo que para el Municipio sería un daño colateral.
Todo el día la gente comentó el cerco con el anuncio de la próxima instalación de un paradero a cuenta del Ayuntamiento de Campeche,
El lugar enlaminado era el mismo donde se instaló el paradero que hace dos años fue motivo de escarnio por su alto costo, un millón de pesos, y fue levantado por la Secretaría de Obras Públicas estatal para colocar despúes los que supuestamente serían más baratos.
La noche de este lunes una grúa aparcó y bajó tres modernos paraderos que la mañana del martes ya estaban colocados, esperando que secara el cemento para entrar en funciones.
El director de Obras Públicas Municipal, José Luis Llovera Abreu, se descolgó a checar cómo estaba el asunto y se quejó porque le desmantelaron sus láminas, cuando ya habían hecho la base para montar su paradero, “mucho más moderno y funcional que estos”.
Los paraderos estatales fueron levantados por una empresa que ya tenía el encargo de colocarlos, pero dicen sus representantes, el Ayuntamiento colocó las láminas para impedir que los pusieran: “Alguien les llevó el chisme y armaron la estructura para “blufear”, porque dentro no había nada”.
Enterado el alcalde, se lanzó por la noche con su gente a colocar el paradero al otro lado del Seguro Social, de la parte de la muralla. Aprovechó la redes sociales para decir que el suyo tenía “wayfay” y conectores para carga, “mejor que los de enfrente”. Solo le faltaron pantallas para ver videos mientras pasa el camión.
Protagonista, Fernández Montufar pidió pala y pico y dio el “quiu” a su camarógrafo de cabecera para que lo trasmita en vivo.

En esta escaramuza de a ver quién pone el mejor paradero, los ganones fueron los ciudadanos, que ahora podrán refugiarse del sol en ellos. No les importa quién los colocó, les interesa qué beneficios tendrán.

SIN PERMISO DEL INAH

El Ayuntamiento capitalino no pudo exhibir el permiso del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para instalar un paradero de autobuses frente al Hospital del IMSS sobre el lado del lienzo amurallado, donde el personal del Ayuntamiento de Campeche colocó lo que asegura será la más moderna estructura de este tipo en la ciudad capital.
El director de Obras Públicas y Desarrollo Urbano de la Comuna, José Luis Llovera Abreu, juró y perjuró que cuentan con el permiso del INAH, pero esto lo dijo cuando decidieron colocar el paradero en la acera del Hospital del IMSS, lugar donde la Secretaría de Desarrollo Urbano, Obras Públicas e Infraestructura ya colocó tres estructuras que son parte del proyecto de remodelación de esa vialidad.
Este martes, personal del Ayuntamiento aprovechó la penumbra por la lluvia que cayó poco después de las 19:00 horas para hacer su maniobra y colocar el paradero donde ya fueron retiradas estructuras de ese tipo por ordenamiento del INAH, dado que rompe con el entorno arquitectónico del lienzo amurallado.
A las 20:00 horas, el alcalde Eliseo Fernández Montufar personalmente supervisó y dirigió la instalación de ese paradero, que según él, contará con conectores para USB y servicio de internet, aunque no precisa de dónde tomará la energía, ya que el servicio de semaforización que compete al Ayuntamiento está inoperante por el adeudo que se niega a reconocer con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
De los paraderos de enfrente, personal de la dependencia estatal terminaba de colocar los tres aprobados mediante la realización de un estudio por parte del Instituto Estatal del Transporte (IET), mientras los de la Comuna hacían lo propio en la acera de enfrente, pero sin la autorización del INAH.
Los paraderos fueron quitados durante el último año de la administración del exgobernador Fernando Ortega Bernés, que inició la remodelación de la avenida Circuito Baluartes. En todos estos años el Ayuntamiento nunca pretendió instalar en la acera del Hospital General de Zona del IMSS algún paradero; ahora tuvo que hacerlo del lado del lienzo amurallado. GK/DSL

  • CAMPECHE

Historia Siguiente

Descartan brote de influenza

error: Content is protected !!