Loading

Que la repavimentación de calles no le compete al Ayuntamiento

Mientras que la avenida Gobernadores, en el tramo entre la clínica del IMSS y la gasolinera de Santa Lucía, está llena de hoyancos en toda su extensión, el alcalde de Campeche, Eliseo Fernández, reconoció que muchas calles, más que bacheo requieren reconstrucción y repavimentación total y se deslindó de realizar obras públicas, pues argumentó que ello no compete a la Comuna.
“Hay muchas calles que no requieren bacheo sino una repavimentación, pero no se puede trabajar en ello, por el tema financiero”, dijo, dando a entender que no se repavimentarán las calles en colonias de la ciudad capital por falta de dinero.

Fernández Montufar argumentó que pese a que se lleva a cabo el bacheo, el deterioro es muy rápido y no precisamente porque el material sea de mala calidad sino por las arterias están muy dañadas y no soportan la reparación porque se desquebrajan.
Explicó que con la nueva administración federal, a los Municipios les corresponde ejercer sus recursos en servicios públicos, por lo que no se realizará obra pública durante su trienio, lo que deben hacer los gobiernos estatales y en su caso los federales en las vías de comunicación de esa jurisdicción.
Referente a lo expresado por los diputados locales de que no está atendiendo sus solicitudes, señaló que se están ejecutando recursos en zonas de la ciudad y sus declaraciones solo son por grilla.

PÉSIMO ESTADO

En la extensión de la avenida Gobernadores, rumbo al Circuito Constitución, los hoyos más grandes ya casi cruzan la avenida y en uno de ellos, de tan profundo se teme que cualquier motociclista se pegue un “chapuzón”.
Para los conductores es un diario martirio atravesar esta parte de la Gobernadores, pues tienen que esquivar los hoyancos y las fascias de los autos de enfrente para librar del sufrimiento a sus neumáticos, ya que también esconden clavos y tornillos que perforan el hule. Por fortuna cerca hay una vulcanizadora, pero salir del negocio es una hazaña por el intenso tráfico y la falta de cortesía de los conductores, sobre todo taxistas y choferes de las rutas urbanas.
Pero los pesares van más allá de los dueños de automotores, pues con las lluvias los huecos se saturan de agua y los transeúntes son bañados por groseros choferes que pasan raudos sobre los charcos.
En la hora de más tráfico los autos pasan lentos, pues es un tramo de primera…velocidad donde los huecos van esperando las incautas llantas que caen en su interior, despedazando de a poco el caucho.
Ya son nueve meses de la promesa de cambiar al Municipio y al parecer lo que se pretende, con un edil gustoso de los deportes extremos, convertir este tramo de la avenida en una pista para Monster Trucks. Si funcionaría ante lo extremo de sus hoyancos. DSL/GK

  • CAMPECHE

error: Content is protected !!