Loading

¿Cómo llegarán?

Esa es la interrogante y la respuesta es del millón de dólares o de pesos, como gusten.
Se están dando con todo en los partidos Movimiento de Regeneración Nacional y Acción Nacional en el Estado.
No dejan alfiler con cabeza.
Vayamos por parte, separaditos se ven más bonitos.
Al paso que van en Morena, pronto tendrán más denuncias ante la Fiscalía General del Estado y la Junta de Conciliación y Arbitraje, que cualquier otro partido, institución o particular.
Están literalmente agarrados de las greñas y al menor movimiento, al mínimo pretexto y oportunidad se agreden. No tardan y pasan de las agresiones verbales, de las denuncias en la FGE y la JLCA, a los golpes.
No hay una sola persona, un solo dirigente, una sola cabeza, hasta ahorita, que concilie, que sea factor de unidad. ¿Existirá alguien que pueda?
Todo lo contrario, es una lucha de todos contra todos, sin límite de tiempo y sin réferi.
Todavía el viernes la dirigencia estatal y el diputado José Luis Flores Pacheco denunciaron ante la Fiscalía General del Estado a Gladys Zavala y a Blanca Guadalupe Uc.
¡Qué bonita familia!
Solo llegaron al poder y les salieron las uñas, les afloró lo peleoneros y no se cansan.
En Acción Nacional toman fuerza las peleas, las fracturas.
Las exdirigentes estatales Yolanda Valladares, Nelly Márquez, Pepe Inurreta, Pedro Cámara y compañía se habían alineado con Eliseo Fernández Montufar. Pero…este último comenzó a abusar de su “capital político”, a volar antes de caminar, a sentirse gobernador, cuando la alcaldía le ha quedado grande.
Tumbó a Nelly Márquez de la coordinación de la fracción parlamentaria e impuso a Jorge Nordhausen junior; lo dejaron pasar, se les olvidó antes de lo esperado.
Recientemente se distanció de Salvador González Farías, el reelecto presidente municipal de Candelaria y quien, como él, ya se apuntó para ser candidato a la gubernatura; y más recientemente les dio con todo a los diputados locales, con excepción de ya saben quién.
Esto reabrió heridas y reavivó conflictos, que hoy tienen al blanquiazul enfrentado. Se habla que Eliseo puede emigrar del partido, antes de que lo expulsen, con todo de que él y la Jefa Yola se apuraron a tomarse una foto juntos en la Ciudad de México cuando se disponían a degustar unos deliciosos tacos de lengua y de sesos, invitados por la primera que no es suave que digamos, pero se apresuró a precisar: “invité a cenar unos tacos a Nuestro Alcalde y Candidato”. ¿En serio lo sigue siendo, o fue sarcasmo?
Tan grave están los golpes que tienen en la lista de los posibles candidatos al exalcalde Carlos Ernesto Rosado Ruelas, de triste recuerdos para los habitantes de la capital del Estado.
En ambos casos, PAN y Morena, con sus conflictos internos van a llegar débiles a la próxima elección, que ciertamente “está verde”, pero si hay problemas en éstos momentos por el afán de figurar, de golpear y “sensibilizar” al adversario, al grupo contrario, imagínense cuando llegue el momento de definir candidaturas.
Preguntarán al rato por qué los ciudadanos ven a las cúpulas de los partidos como voraces, oportunistas y otras lindezas.

Igualmente

En el Revolucionario Institucional por el tono de la contienda interna, de la guerra sucia que permea camino a la dirigencia nacional, están condenados a llegar más débiles de lo que ya están. Quien quede, no sabrán si felicitarlo o darle la bendición.
Es muy corto el tiempo para corregir el rumbo, pero si hay voluntad y la institucionalidad que ha caracterizado a los tricolores, puede darse un buen principio; de lo contrario no se vislumbran buenas cosas, ni buenos resultados.
Para terminar de amolar, sacaron de la contienda a la veracruzana Lorena Piñón, dizque porque fue postulada por Acción Nacional como candidata a una diputación, pero el Tribunal Electoral ordenó su reinstalación y ya saben, por si le faltaba algo a la dirigencia nacional encabezada por Claudia Ruiz
Massieu, una vez más en entredicho su actuar.
Y vienen los dos debates. A ver que señales mandan Piñón, Ivonne Ortega y Alejandro Moreno, que serán muy importantes para la militancia del alicaído PRI, que requiere con urgencia un multivitamínico
que lo levante.

Pregunta

¿Quién estará alebrestando a los mototaxistas del norte del Estado?

Es el reto

Ganar contundentemente la elección y que salga la mayoría de la militancia a votar, conformada presuntamente por 6.5 millones, es el reto, como bien dijo Alejandro Moreno en el evento de campaña que encabezó ayer en la unidad deportiva “20 de Noviembre”, acompañado de su compañera de fórmula, Carolina Viggiano.
Acusó que el gobierno actual le ha quedado mucho a deber a los mexicanos, pero también la dirigencia del PRI está muda, paralizada, no dice nada, por lo que se comprometió a ser crítico, a señalar y a que se comprometa con las causas de los ciudadanos.
Criticó también a la dirigencia actual, porque sostuvo que debiera estar encabezando a los trabajadores del Gobierno Federal despedidos y a los padres de familia a quienes les cerraron las estancias infantiles, o a los productores.
Se comprometió con las mujeres y con los jóvenes, y criticó a quienes aseguran que el PRI está muerto.
Gobernamos, dijo, a más de 40 millones de mexicanos y pronto el PRI estará de regreso.

Navegando con la corriente

Cuando despidieron a los maestros “rebeldes” por negarse a presentar las evaluaciones, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación no los defendió; todo lo contrario. Basta con revisar la hemeroteca para corroborarlo.
Su argumento fue que los docentes se habían apartado de la ley y por lo mismo tenían que sujetarse a las sanciones.
Ni quien los encabeza desde entonces pudo hacer nada, aparte de hacer declaraciones.
Mostró interés, eso sí, pero hasta allá, porque el maestro, nada tonto, si presentó la evaluación, no se quedó sin chamba y hasta le entregaron estímulo y reconocimiento por sus años de servicio.
Con el nuevo gobierno, con la cancelación de la reforma educativa peñista, la situación cambió y el compromiso de reinstalar a los despedidos y pagarles los salarios caídos se está empezando a cumplir.
A raíz de eso, resulta que ahora si el SNTE apoya a esos mentores; ahora sí dicen que pertenecen al Sindicato y que serán celosos de que las autoridades educativas cumplan con la ley.
Así o más oportunistas.

Descuidada la ciudad

La capital del Estado requiere de atención.
En los últimos años la han descuidado, porque a raíz de las “benditas redes sociales” los funcionarios han ocupado más horas en subir selfies, que a trabajar como requiere una ciudad capital.
Si en los barrios tradicionales y el Centro Histórico exhiben deterioro las arterias, banquetas y parques, en las colonias ya se imaginarán cuál es la situación.
Súmele que cada vez son más las calles y avenidas, como la Costera, Sainz de Baranda, Circuito Baluartes, Concordia y Palmas, entre otras, que dan alumbrado público por tandeo.
Súmele que los parques, salvo los nuevos, no reciben mantenimiento. ¿Se les olvidará presupuestarlo?. Por ello los parques Campeche, Bicentenario y Ximbal, por citar solo tres más visibles y frecuentados, van de mal en peor.
Deprimente la imagen.
Así de lamentable la situación.
Si querían ganar y presumieron que sacaron una altísima votación para no cumplir, para engañar de nuevo a la ciudadanía, lo hubieran dicho.
En serio, el trabajo que se ve del Ayuntamiento encabezado por el alcalde Eliseo Fernández Montufar es pobre.
Lo peor, tanto que criticó a su antecesor, que este debe estar muerto de la risa, porque al menos hizo el intento; él, ni eso.
Está en el camino de convertirse en el “chorro que derramó la jarra”.

Buena puntada

El secretario de Desarrollo Económico, José Domingo Berzunza Espínola, no se cansa de pintar castillos en el aire.
Sus cuentos no se los cree ni él.
Al cierre de negocios, cada vez más evidente en todo el Estado, con mayor énfasis en ciudades importantes como Ciudad del Carmen, Champotón, Escárcega y San Francisco de Campeche, que, por supuesto ha generado desempleo, respondió que por cada negocio que baja la cortina la levanta 1.24.
Es normal que defienda su trabajo, pero sin duda los comerciantes y empresarios tienen otros datos, como los tienen los trabajadores, ya no solo de los tres niveles de gobierno, sino los de la iniciativa privada que en este año se han quedado sin empleo.
El funcionario tiene muy buen rollo, el problema es que no concreta nada y su realidad es muy distinta a la de los ciudadanos de a pie.
Hasta ahora sus constantes ausencias del Estado para atraer inversiones, no se justifican.

Otra vez ¿y las cámaras?

Los robos a negocios y casas del Centro Histórico y barrios tradicionales no paran.
En las colonias populares y comunidades rurales ni nos enteramos y, por supuesto, no denuncian.
Seguimos presumiendo que somos el Estado más seguro, nos dormimos y despertamos con eso y que bueno.
No obstante, paso a paso, la delincuencia sigue avanzando.
No lo decimos nosotros. Monitoreen todos los días los medios de información impresos y audiovisuales; allá están los testimonios.

Resucitados y reaparecidos

Se acercan los tiempos.
Lo saben perfectamente.
Por ello han regresado, se mueven, lo mismo en el norte que en el sur.
Reaparecieron llenos de saludos, de amor a Campeche y de “preocupación” por sus habitantes.
Así ocurre cada tres y seis años.
¿Creerán que les creen?

El problema que viene

La conformación de un sindicato de choferes del transporte urbano empezará pronto a tener repercusiones.
Será así porque desde hace mucho tiempo los choferes no tienen ninguna prestación y las autoridades lo han permitido, lo han dejado pasar, tan celosas que son del cumplimiento de su deber.
Lo será, porque si los concesionarios se quejan todos los días de que no les da lo que recogen de los dos turnos, obviamente buscarán la manera de seguir evadiendo, de seguir incumpliendo sus obligaciones.
Entonces vendrán los choques, de los que no deben permitirse que sean terceros los perjudicados.
¿Y cómo se evitará?
Cumpliendo las autoridades del Trabajo y del Seguro Social con sus respectivas labores.

Romero Deschamps

Dicen que al dirigente nacional de los trabajadores petroleros, Carlos Romero Deschamps, se le fruncieron hasta los cabellos cuando llegaron los agentes policiacos al restaurante donde comía con el abogado Juan Collado.
Que se tiró al suelo para dificultarle la detención a los agentes, porque es una pesada mole y pasarían serios apuros para levantarlo.
Cuando abrió los ojos y regresó a la realidad, no podía creer que seguía en el mismo lugar, con la diferencia de que su acompañante había desaparecido y los policías también. Se levantó y casi salió corriendo.
Por la televisión se enteró de que no iban por él, sino por su abogado Juan Collado.
Va pa´ susto que le dieron y las idas al baño no paran.

  • OPINIONES

error: Content is protected !!