Loading

entre líneas: ¿Hasta cuándo?

Es una tradición, penosamente.
Los hechos se repiten cada inicio de la temporada de pulpo.
Sin embargo, hasta hoy no le han dado solución.
Las autoridades federales y estatales en lugar de prevenir, dejan pasar, dejan correr.
La temporada 2019 que inició el uno de agosto, no es la excepción.
La captura y desembarque del molusco en un lugar que no les corresponde a los pescadores de Champotón, según los ribereños de Lerma, San Román y Siete de Agosto fue, una vez más, la gota que derramó el vaso y que propició la quema de dos lanchas.
Se creyó y pensó que con delegarle por completo la responsabilidad de la vigilancia a la Secretaría de Marina la situación iba a cambiar. No es así, los hechos así lo muestran. Y hasta queda la impresión de que la SEMAR no lo tiene como una prioridad.
Y la Comisión Nacional de Pesca (CONAPESCA) se lava las manos con el argumento de siempre: tenemos cuatro o cinco inspectores. No digamos de la Secretaría de Pesca del Gobierno del Estado que, hay que decirlo, hace muy poco, porque sus recursos humanos y de presupuesto son lo que sigue de limitados.
¿Entonces?, es claro que les importa muy poco, por eso pasa lo que pasa.
Mientras la bolita recorre de un lado a otro, de una dependencia a otra, la amenaza de un serio enfrentamiento está presente todos los días.
¿En verdad no hay forma de solucionar la problemática que se presenta año tras año, temporada tras temporada?
¿Deben darse enfrentamientos y quemas de lancha, para que intervengan las autoridades y receten paracetamol?
La tarea está sin hacer.

Sello personal

A dos meses de rendir protesta como gobernador, Carlos Miguel Aysa González le ha puesto su sello personal a la encomienda.
Hay coherencia entre el
decir y el hacer.
No se pone trajes que no son suyos, ni le apuesta a los enfrentamientos.
Más contacto con la ciudadanía, menos estancia en el cuarto piso.
“Los escritorios son para firmar documentos oficiales; tengo clara mi obligación de gobernar con la mayor de las cercanías”.
Sostuvo lo anterior en el mensaje pronunciado en la sesión del Congreso del Estado, donde entregó el cuarto informe de gobierno y se comprometió a que en los próximos 25 meses que durará su administración gobernará cerca de la gente, con austeridad y transparencia.
Por ello pidió a sus colaboradores trabajar en la geografía estatal y quien no lo haga, les dijo, no tiene cabida en su gobierno.
Borró este año toda la parafernalia que tradicionalmente se llevaba a cabo en el Centro de Convenciones luego de la entrega a la Legislatura correspondiente, evitando los gastos millonarios que ello implicaba al erario.

Cambios

Antes que lo cuestionaran sobre el particular, adelantó que hará más cambios en el gabinete.
¿Quiénes se van?
Unos ya lo hicieron, como Roberto Alcalá Ferráez, que dejó su lugar a Ileana Herrera Pérez; Pedro Armentía, que pasó de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano a la Secretaría de Gobierno y Christian Castro Bello, que fue nombrado en su lugar.
Se menciona con insistencia la salida del secretario de Desarrollo Económico, José Domingo Berzunza Espínola, cuyos escasos resultados a casi cuatro años en el cargo es su referencia principal, su carta de presentación. También del relevo de la secretaria de Finanzas, América Azar, y del secretario de Salud, Rafael Rodríguez Cabrera,
pasando por el fiscal Juan Manuel Herrera Campos.
Los inamovibles son los secretarios de Seguridad Pública, Jorge Argáez Uribe y de Desarrollo Social, Ignacio España.

Debate y elección en el PRI

Muy importante será hoy el número de militantes que voten en la elección interna del dirigente nacional del muy lastimado Partido Revolucionario Institucional, que evidenciara su fortaleza o debilidad.
El padrón consta de seis millones 700 mil militantes.
Si vota la mitad, están del otro lado; si lo hace solamente un millón, como se ha vaticinado, están en problemas serios, porque tendrán una dirigencia sin el peso necesario que se requiere para ser una oposición real.
Se entenderían todos los calificativos que se endilgaron en el debate del miércoles pasado y en la guerra sucia de las redes sociales, si se tratara de pugna de partidos diferentes, de un proceso constitucional para diputados, ayuntamientos, un Estado o federal, pero entre compañeros como que no.
Gran culpa de que esto ocurriera la tiene la dirigencia nacional actual, que se hizo fantasma, inexistente, sin autoridad alguna, que no se preocupó en lo mínimo por mantener a salvo las siglas, los colores y el partido, por poner orden y evitar los ataques, que lograron sumar desprestigio y más desprestigio.
Ante la sociedad, de entrada, quedaron exhibidos una vez más.
Llega el tricolor a la elección de hoy más golpeado, con una imagen más quebrantada que cuando inició el proceso interno.
Campesinos

Ante las ausencias y la incapacidad ampliamente demostradas por los funcionarios federales, encabezados por Katia Meave, el malestar entre pescadores y campesinos se hizo patente y está latente la toma de otras medidas que no afectan al Gobierno Federal, sí a los ciudadanos que no tienen por qué sufrir las consecuencias.
Han confundido los puntos los funcionarios actuales: una cosa es que ahora se entreguen directamente los apoyos a los beneficiarios, vaya que los personalicen; y otra que desoigan y cierren las puertas a las demandas de los sectores productivos, porque ni todo se soluciona con subsidios, ni los problemas se acaban con los mismos o dándolos.
Esa desatención y los malos entendidos han propiciado las protestas, que van a ir subiendo de tono si los “servidores de la nación” insisten en ignorar. Por supuesto que no las aprobamos, porque afectan a ciudadanos, que no tienen por qué padecer las consecuencias.
Esta semana fueron las casetas de Seybaplaya y Halachó las bloqueadas, propiciando el cierre al tráfico y, una vez más, la clausura del Palacio Federal. ¿Qué sigue?
Hay frentes abiertos y no se ve capacidad de solución,
disposición al diálogo.
Esperemos que reaccionen, que haya una cabecita que piense.
Semana difícil

De varios muertos en el Estado.

Bueno, ya se ensañan hasta con los animales: primero fueron los perros envenenados en la capital del Estado y esta semana
vacas en Kikab, también en el Municipio de Campeche.
En ambos casos, no se da aún con los responsables, se
hicieron invisibles.
De los hechos ocurridos en Ciudad del Carmen, el fiscal general Juan Manuel Herrera Campos, los atribuyó a una disputa de la plaza por parte de narcomenudistas. Preocupante desde luego, como lo es (lo hemos dicho en numerosas ocasiones) que cada vez es más frecuente el uso de armas de fuego y sabemos cómo arreglan sus asuntos esos señores.
Preocupante de igual lo es que la sociedad carmelita cada vez se siente más expuesta a la delincuencia y ve menos respuesta por parte de las autoridades encargadas de velar por el orden y la seguridad, por lo que se está haciendo frecuente que les hagan frente a los delincuentes, con todos los riesgos que implica y castigar por propia mano. Están de testimonio los linchamientos.
El macabro hallazgo en Bécal de un cuerpo al que le arrancaron miembros, lo que también se ha visto en el recién nombrado Municipio de Dzitbalché y el homicidio de una enfermera en Champotón, dos tragedias que también sumaron.
¿Será el calor? ¿Será el creciente consumo de drogas o qué
otros factores?
Cuáles sean hicieron la semana difícil y roja, sumando a los infartados en el mercado “Pedro Sainz de Baranda”.
Hay que decirlo, a raíz del retiro de 50 patrullas por el término del contrato de arrendamiento, la vigilancia se relajó bastante y se quiera o no, hay repercusiones negativas en contra de los bienes y la integridad de los ciudadanos de bien, como ocurrió en Ciudad Concordia, donde una persona por salir en defensa de su patrimonio fue apuñalado.
Deben estar muy abusadas las autoridades policiacas. Las estadísticas favorecen al Estado pero los hechos delictivos van en aumento.
Por si faltara algo

Elementos de la Guardia Nacional aseguraron una camioneta con madera a talamontes en el Municipio de Calakmul.


Cuando pretendía trasladar el vehículo, enganchado en una grúa, los depredadores y habitantes de Bel-há le prendieron fuego a la unidad. No hubo detenidos, pero el hecho habla de cómo está el ambiente y de la necesidad de que la ley se aplique para que la situación no se salga de control.
En este caso, a pesar de que incendiaron el vehículo con la intención de que no se lo llevaran o quizá para que los policías desistieran de actuar, no hubo ningún detenido. Debió haber no uno, varios.

Buenas y malas

La presencia de turistas nacionales y extranjeros dan respiro a la economía del Estado, en particular a la ciudad capital.
Pero…da vergüenza que en el primer cuadro de la ciudad, en pleno centro histórico, haya baches, bancas rotas, unas Fuentes Danzarinas inservibles, calles a obscuras y de plus algunos comerciantes saquen la basura a plena luz del día, mostrando una cara que no debiera darse por ningún motivo.
Es tiempo de que los funcionarios y los comerciantes cambien de actitud, trabajen de manera conjunta, para revertir esta manera de pensar y actuar que perjudica.
La situación económica actual no está para darse el lujo de ahuyentar a quienes vienen y dejan derrama económica.

Otra mala

Por cierto, qué mala bienvenida se da en la noche a los turistas que llegan por carretera a San Francisco de Campeche y tienen que pasar por la Costera. Es una boca de lobo y representa un serio peligro, sobre todo para peatones, ciclistas y motociclistas.
Qué vergüenza que los funcionarios no asuman su papel; que pena que, por rencillas personales, de siglas y de colores, tengan convertida a la capital del Estado en la ciudad de sus caprichos, donde cada nivel hace lo que quiere y los resultados no se pueden ocultar.
Ojalá hagan a un lado el egoísmo y la rivalidad que tanto daño hacen.

Da la impresión…

Que varios funcionarios estatales y municipales como que ya dieron lo que tenían que dar y no se puede esperar más de ellos.

El regreso de Carlos Ernesto

Rosado Ruelas, quien fue el primer alcalde panista de la capital del Estado, no solo ha acrecentado la división existente en el Partido Acción Nacional, sino que ha dejado al descubierto que quien “rescató” le lavó bien el cerebro.

Sensible deceso

El de nuestro querido amigo, Lic. José Ángel Paredes Echavarría, “Poncho” Paredes, como todo el mundo lo conocía.
Una enfermedad terminal puso fin a su pródiga existencia y dejó a sin número de familiares y amigos sin la compañía de quien hizo de la amistad y fraternidad su divisa.
Buen hijo, excelente padre, compañero ejemplar, funcionario probo, amigo a carta cabal. Así fue “Poncho” Paredes. Lo extrañaremos, a él y su amplia sonrisa y plática dicharachera, pero nunca lo olvidaremos. Descanse en paz el buen amigo.

  • OPINIONES

error: Content is protected !!