Loading

entre líneas: ¿100 % priistas?

Sin duda, fue una gran noticia para la militancia del Partido Revolucionario Institucional, que ha sido marginada, que ha pasado desapercibida un sexenio y el otro también. Que se ha “rajado el cuero” una y otra campaña, sin que haya sido tomada en cuenta, salvo para las reuniones.
Al menos la nueva dirigencia estatal encabezada por Ricardo Miguel Medina Farfán parece que tiene claro que los sacudones de las dos últimas elecciones estatal y federal, parte fundamental de los resultados, del revés, del gancho al hígado, fue porque se inclinaron por los candidatos externos, amigos de los gobernadores o Presidente de la República en turno, haciendo a un lado a los militantes.
El caso más emblemático, que más les ha costado, que los tiene contra las cuerdas, es el del candidato a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribeña.
En Campeche dos casos de candidatos externos, ninguno de éxito: José Antonio del Río y Fabiola Zavala. Los dos perdieron la elección, el primero dos veces consecutivas. Lo dicho para “justificar” sus candidaturas, resultó todo lo contrario y derivó en derrotas. Nicolás todavía recuerda que toda la talacha hecha y el dinero invertido para ser el candidato se tiró a la basura.
“Tenemos que ser cuidadosos, quizás como nunca antes en la historia del PRI, de las personas que habremos de postular a todos los cargos de elección popular; primero y lo más importante es que sean priistas de verdad, porque la verdadera militancia se indigna y con razón cuando se habilitan priistas de última hora y se les disfraza con una camiseta con la que nunca se han identificado, por la que no sienten ningún aprecio, más que la ambición de obtener un cargo público.”
Recordó que romper la “fila de la lealtad le ha costado muy caro al PRI”.
“No podemos permitir que eso vuelva a ocurrir; en la elección que se avecina tenemos que salir con aspirantes 100 por ciento priistas”.
Los neopriistas son quienes le han pegado duro a este partido, lo secuestraron, lo tienen en agonía y han hecho todo, menos servir, menos aprenderse los estatutos y principios, menos resolver los problemas que se comprometieron a resolver, menos abonar a las causas del partido.
Sus administraciones, las de los neopriistas, han sido las más cuestionadas y por lo mismo hay varios encarcelados.
Pero hay algo más en el caso de Campeche: tiene que sanar heridas y trabajar en diluir los rencores propiciados.
Hay muchos lastimados.
Se ven ganas y deseos de corregir el camino, falta ver si alcanzará el tiempo. O si en el camino no se pierde la buena intención.

Se hace a la víctima

El diputado local y dirigente de la Unión Local de Productores de Caña, Ambrocio López Delgado, aclara que él no es industrial, ni dueño del ingenio azucarero “La Joya” y tiene razón.
Sin embargo, presiona a los directivos de la misma para que no acepten la caña de los productores que no han aceptado afiliarse a su agrupación. No es obligación hacerlo.
Es de doble cara: por un lado se esmera en subir a las redes sociales los apoyos de 100 o 200 pesos que entrega a los ciudadanos que se los solicitan y por otro no tiene empacho en perjudicar a las familias de quienes se dedican a esa actividad, a dejarlas sin sustento, por el simple hecho de no estar con él.
Es una buena manera de ganarse adversarios.

Renato

Pues la carrera rumbo a la sucesión gubernamental se intensifica.
Mientras unos están esperando los tiempos, que los partidos políticos en los que milita les den luz verde; otros están invirtiendo su tiempo en ganar presencia, sumar simpatías, amigos y enemigos, porque hay de todo y para todo.
Desde quienes se suman al proyecto, porque ven bien al personaje, hasta quienes compran pleitos y enemigos. Así es esto, ocurre en todos los ámbitos, pero más en la política, más en la puja por el poder.
Y el exprocurador estatal, exzar antidrogas y extitular de la Comisión de Seguridad Pública en el gobierno del Enrique Peña Nieto, Renato Sales Heredia, lo sabe.
Por eso desde meses atrás empezó a mostrarse tímidamente en varias ciudades del Estado, con la presentación de un libro de su autoría: “Ver, pensar y actuar”. Pero a partir de diciembre se le ve más seguido. La semana pasada lo hizo en la capital del Estado, en conocido hotel donde fueron insuficientes los salones para los asistentes.
Antes integró las redes Renacer en los Municipios, con el mismo propósito.
En ese tránsito lo cobijó la dirigencia estatal del Partido del Trabajo, que lo destapó como su carta fuerte a la gubernatura.
Pero Renato también puede ser una opción del Movimiento de Regeneración Nacional si Layda Sansores no es llamada a ser, o prefiere quedarse donde está, donde está haciendo buen trabajo y se le ve cómoda y a gusto. Además de tener varias opciones: reelegirse, contender por una diputación federal u ocupar una Secretaría en el Gobierno de México.
Renato sabe que está en la pelea y todo puede ocurrir.
Cierto que no ha tenido cargo de elección popular, pero varios han llegado sin pasar por una diputación o una alcaldía.
Por lo pronto tiene cobijo en el PT.

Los piñazos

Por cierto que todavía no hay candidatos, pero la “guerra sucia” ya inició.
En las redes sociales han tundido a quienes se han mostrado, con ganas.
Lo mismo a Vania Kelleher, que a Raúl Pozos, Enrique Ku y Renato Sales. Y por supuesto, ha habido contestación.
Esto apenas inicia. El año electoral comienza en septiembre, pero los “trapitos” los han empezado a exhibir. Hay más mentiras, que ciertos.
Pero habla de lo que viene, de lo que saldrá a la luz en aras de desprestigiar, de debilitar al adversario y de restarles simpatías.

El Tren Maya

Lamentable que se pretenda obstaculizar la construcción del Tren Maya.
Representa, insistimos, una gran oportunidad de desarrollo para este Estado, que mucho necesitamos.
El Juzgado de Distrito falló la suspensión “definitiva” de la construcción del tramo Xpujil, no Calakmul, que no es lo mismo.
Suspensión “definitiva” que se puede revertir, porque hay instancias qué agotar.
La buena noticia es que el tramo en cuestión está contemplado en la segunda etapa, esto es que hay tiempo suficiente para salvarlo u optar por una alternativa. Así que la primera va.
Habría que reflexionar por parte de los habitantes, sopesar entre los beneficios y los perjuicios.
No estamos a favor de dañar la biosfera de Calakmul, que de hecho se está haciendo con la deforestación y la depredación por los asentamientos humanos venidos de otros estados, grupos regionales y la mafia oriental. Aquí sí debieran colaborar los pobladores, organizaciones e instituciones para hacer un frente común para prevenir y combatir, en este sentido la Guardia Nacional ha hecho muy poco.
Lo anterior ha hecho mucho daño, que no tiene comparación con las afectaciones del proyecto Tren Maya, que traerá muchos beneficios por los proyectos que surgirán alrededor de él.
Representará la derrama económica que mucha falta hace a esa región donde se registran los mayores índices de pobreza del Estado.

¿Será cierto?

Dice el rector de la Universidad Autónoma de Campeche, José Román Ruiz Carrillo, que al no ser aprobados por el Consejo Universitario los nombramientos otorgados por la exrectora Cindy Saravia horas antes de irse, incluidos los de ella y su hermano, estos quedaron invalidados.
Confíemos en que no se trata solo de declaraciones y al rato, olvidado el tema, nos enteremos que siempre sí.

Los enredos de la beca Benito Juárez

Si Juárez no hubiera muerto, no pediría, exigiría que le quiten su nombre a las becas, porque están manchando su nombre.
Están metidos en un enredo.
Muestra clara de incapacidad, desorganización y conflictos internos.
El meollo del asunto: ¿quiénes son los responsables? y ¿dónde quedaron los millones de pesos presupuestados en el 2019, que no fueron entregados a los becarios correspondientes a los bimestres de septiembre-octubre y noviembre-diciembre?
La explicación de que se canalizó a estudiantes de zonas marginadas, más necesitados, es mala y debe de ser motivo de una investigación por parte de las autoridades federales. Primero porque los afectados, estudiantes del nivel medio superior, estaban considerados en el padrón y su dinero presupuestado, es decir tenían nombres y apellidos las becas; segundo, porque el padrón incrementó su número de beneficiarios este año; y, tercero, porque el presupuesto de este año corresponde al 2020.
Las becas se dejaron de dar a miles de estudiantes campechanos en los bimestres de septiembre-octubre y noviembre-diciembre de 2019, ¿dónde quedó la bolita?.
El problema iba a reventar, por supuesto, porque se quiera o no los alumnos ya habían hecho números, contemplado el uso de los recursos cuanto lo tuvieran en mano. Por ello muchos se enredaron en la compra de computadoras en pagos mensuales y otros equipos. Y los dejaron colgados, desamparados.
El problema se va a hacer más grande, porque incrementaron el número de beneficiarios a principios del 2020 y el presupuesto federal aprobado en diciembre del año pasado seguramente no los contempló.
Se va a repetir la historia y la explicación burda: se les quitó a los menos necesitados, para dárselo a los más vulnerables.
Deben dejar de improvisar y hacerle caso a quienes sí saben, han manejado estos programas y a darle seriedad a este asunto.
Jugar con la necesidad de los estudiantes les puede generar un problema grande.
De hecho lo tienen encima y la Secretaría de la Función Pública debe investigar qué pasó con las becas de dos bimestres que no se pagaron y que representan casi 20 millones de pesos, no chachitas, ni canicas. Eso dijo la encargada del programa María del Carmen Kantún Can, aunque según el delegado regional de la Secretaría de Bienestar, Manuel Zavala, solo en el bimestre enero-febrero se entregarán más de 54 millones de pesos. Vaya ni en eso se ponen de acuerdo, no se sabe entonces a ciencia cierta la suma exacta.
Apagaron momentáneamente la inconformidad la semana pasada cuando pusieron en marcha los llamados “operativos de entrega” del bimestre enero-febrero; si, pero lo hicieron con los 10 mil nuevos anexados al padrón (de 23 mil pasó a 33 mil) y en las escuelas donde las entregaron no precisamente están en zonas marginadas, ni estudian los jóvenes más pobres.
¿Entonces?
¿Qué pasó?
Están metidos en un lío.

En pocas líneas

¿SABRÁN LAS dirigencias nacional y estatal del Partido Acción Nacional que su alcalde Eliseo Fernández Montufar tiene metidas las manos y hasta financiamiento en varios partidos políticos en formación, no solo en Movimiento Ciudadano?. Ramón Santini Cobos apunta a ser el nuevo secretario general de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) en el Estado. Freddy Martínez tiene las maletas preparadas, listas para partir de una dirigencia en la que nunca entendió qué hacía allá…

  • OPINIONES

error: Content is protected !!