Loading

Cae la venta de camarón y pescado seco por coronavirus

Más de 60 pescadores serán afectados

Derivado de la cancelación de vuelos y suspensión de salidas de camiones y camionetas cargueros, la Cooperativa “Pescadores de Puerto Real” dedicada a la venta de camarón y pescado seco a la Ciudad de México y Puebla, dio a conocer que dejarán de enviar alrededor de seis toneladas a la semana de productos del mar, lo que significa el inicio de una dura crisis para el sector.
Fernanda Aguilar Marcial, representante de la cooperativa, explicó que al suspenderles los vuelos y las salidas de los vehículos cargueros para transportar su producto no tienen manera de cómo hacerlo llegar a la Ciudad de México y Puebla.
“Nos suspendieron los vuelos, entonces no hay manera de sacarlos. Está llegando muy tarde el producto a la Ciudad de México; los camiones también suspendieron las salidas, las camionetas pesqueras también, ya los pararon desde la semana pasada, entonces, no hay manera de mover producto ya elaborado y a parte el mercado de la central de abasto y la Viga tampoco están comprando, ni la central de abasto de Puebla, pues temen que vayan a cerrar y se queden con el producto”.
Asimismo, indicó que el próximo domingo, desafortunadamente, la bodega de esta cooperativa suspenderá actividades, por lo que más de 60 pescadores dejarán de tener quien les compre camarón y pescado para procesar, lo cual será difícil para los hombres de mar que viven al día y de lo que pagan los empresarios por su actividad.
“En la cooperativa ya habíamos cerrado desde el lunes, solo porque el pescador de todas maneras son gente que van al día, entonces, tienen que seguir trabajando y si no les compramos, qué hacen con su producto, pero del domingo en adelante ya no vamos a laborar, esa es la situación más crítica, qué va a hacer el pescador, un promedio de 60 a 80 pescadores, diario nos entregan producto, pescado y camarón”.
Agregó que, pese a que esperan poder cambiar su negocio hacia el pacífico, esto posiblemente no se pueda, pues además de cinco meses de veda, es probable que la contingencia sanitaria por COVID-19 exceda de la cuarentena.
“Ya viene la veda, ya la tenemos encima, van a ser otros cinco meses sin labores, más que de pescado, vamos a salir a trabajar a lo mejor a Chiapas o Matamoros, pero pues también depende, porque si ya no nos reciben en la central de abasto no tenemos donde comercializar también nosotros”.
Finalmente, sostuvo que si bien es cierto el gobierno ha anunciado adelantar el pago del apoyo por veda y baja captura, mil 900 pesos para subsistir cinco meses, es nada, en base a las necesidades de los pescadores y su familia.


error: Content is protected !!