Loading

Siempre hay otros: Cinismo, entre las penumbras y la estúpida realidad

Todavía podría haber algún lugar para nosotros en algún lugar.
Charles Bukowsky

Nunca vamos a atrevernos a afirmar, en los supuestos que logramos alcanzar a mirar, desde el enfoque crítico de una imagen, y en los días recientes, con motivo de la pandemia por el Covid-19, que por cierto se aleja de China, nación de origen, para instalarse en el poderoso país que representa Estados Unidos, lo que puede ocuparnos una sola llamada, y confrontar datos importantes.
Ha sido un fin de semana catastrófico para el mundo civilizado, aquel que alcanzó hasta pisar la luna, pero no es capaz de descifrar un virus creado en laboratorios, su posible contención y cura.
Ya somos infinitos los mexicanos; justificamos hasta la salida del sol, la caída de la bolsa de valores, entre ese cinismo demencial que aconseja a los políticos de pueblo, aquellos que persiguen ideales plurales en una lucha sorda, y que se vencen a las primeras de cambio.
No sabemos hasta donde el compromiso con ciertos grupos de poder, como el dueño de Televisión Azteca, quien se aventó una joya de discurso ante empleados de sus tiendas y demás negocios, muchos por cierto al amparo de esa duda permanente ¿financiado por quien?
México habita hoy las penumbras, pero quienes arribaron al poder en este sexenio están claramente opuestos a la realidad que nos abruma, nos incendia la casa, el patio y la azotea. Literalmente estamos atrapados en esa estúpida vanidad de unos cuantos semidioses.
Nadie se manda solo y hasta en la estructura política hay niveles. Las imágenes del fin de semana en Sinaloa pueden ser cuestionadas, de hecho así han sido, por esos que denomina López Obrador intelectuales a sueldo por el conservadurismo, por el neoliberalismo que desea fervientemente, según él, en la mañana del lunes pasado lo afirmó, crear un vacío de poder para que ellos regresen.
Las conferencias por las tardes en Palacio Nacional parecieran una práctica común de un libreto mal aprendido, reprobados quienes tripulan la salud pública en este país; sólo cinco hospitales en la Ciudad de México para atender la emergencia, ¿Realmente estamos preparados, con médicos y enfermeras y equipo suficiente?
No lo parece así, y ante la contención necesaria, otra caja china, una gran desviación del tema principal, que ha cobrado miles de vidas en China y Europa a manos de un virus que se inserta en la garganta y ataca los pulmones, y el presidente dizque envía a su casa a los empleados federales, quienes no cumplen funciones prioritarias, y sus jefes, de rango menor, los hacen ir a trabajar, y hasta quienes no tienen las guardias ir a registrar asistencia en una libreta.
Todos vamos a morir algún día, en algún lugar y de alguna que otra enfermedad, o ya de viejos, cuando los órganos van dejando de realizar sus funciones, y regresamos al punto de partida, en esos increíbles abandonos recurrentes de la especie humana, que ni los animales son capaces de realizar.
Algunos creen tener el derecho a la justificación mezquina, y en ese reparto de culpas encubrir la corrupción en alguna de sus manifestaciones. Predicar con el ejemplo al parecer no se nos da, y la pena no es solo ajena, sino propia, porque el tema es uno, la salud del pueblo pobre de México, y no es únicamente depositarle su mesada o quincena, a unos ninis electoralmente probados que les sirven, sino a los otros.
¿Qué acaso se han puesto de acuerdo en verdad para matar a los que han consumido el oxigeno suficiente hasta hoy? ¿Quiénes son las mentes brillantes que hoy diseñan las novedosas cajas chinas morenistas? ¿Quién mira la realidad y se siente impotente de cambiar las cosas, sigue el curso de una mala marea? Así pareciera que navega este país maltrecho, porque lo dejaron barranca abajo y se ha ido más profundo.

En primera línea

Cuarta visita a Badiraguato, Sinaloa, interrogantes todas, respuestas poco convincentes, pero al final de cuentas algo de razón puede asistirle.
Si les ha dado la mano a delincuentes de cuello blanco afirma, ¿por qué no dárselo a la madre de un mexicano preso en los Estados Unidos? Usted dirá señor presidente, yo como muchos espero no tener más dudas del virus, lo prometo.

  • OPINIONES

Historia Previa

entre líneas: Ya llegó

error: Content is protected !!