Loading

Peligra suministro eléctrico en el país, dice la CONCAMIN

Nueva política pone en riesgo a zonas con índices de apagones masivos

CDMX – El suministro de electricidad peligra por la nueva política del Gobierno mexicano que restringe los proyectos privados de energía renovable, advirtieron ayer jueves empresarios de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).
Antes de la crisis por el COVID-19, el sistema eléctrico “ya estaba muy comprometido” en la parte de transmisión de ciertas zonas del país que ya han registrado apagones masivos, apuntó Hugo Gómez, presidente de la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas (Caname).
“Si no hay las inversiones, si no están en tiempo, desde luego que podemos empezar a tener, como ya hemos tenido en algunas regiones del país falta de suministro eléctrico”, afirmó Gómez en el sexto informe de “COVID Industrial”.
Los industriales se refirieron al Acuerdo para Garantizar la Eficiencia, Calidad, Confiabilidad, Continuidad y Seguridad del Sistema Eléctrico Nacional, que publicó el viernes pasado la Secretaría de Energía (Sener) en el Diario Oficial de la Federación (DOF).
Dicho acuerdo busca priorizar la producción de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), empresa del Estado, sobre la producción privada, como admitió ayer jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador.
El representante de la Caname, que agrupa a 150 empresas, denunció que la CFE solo ha concursado el 46 por ciento y adjudicado el 15 por ciento de los proyectos de transmisión y distribución contemplados para 2019 y 2020.
También cuestionó que no se haya adjudicado ningún proyecto de generación eléctrica para el mismo periodo, con solo 43 por ciento de ellos concursados.
“Estos son proyectos que, una vez que se licitan, se fallan y empieza a moverse la maquinaria, pasan muchos meses y a veces hasta más de un año para empezar a verse el resultado. Esto es fundamental, esto es algo imperativo y urgente”, argumentó.
Durante la emergencia sanitaria, el 46 por ciento de las empresas de la Caname reportaron como uno de sus principales problemas el recorte de inversiones, manifestó Gómez.
Esto es preocupante, afirmó, para una sector que aporta 3.1 por ciento del PIB industrial y 0.5 por ciento del nacional con 195 mil empleos directos y un valor de 37 mil 360 millones de dólares en exportaciones.
La CONCAMIN urgió al Gobierno mexicano a presentar un plan de infraestructura y energía por 3 billones de pesos (130 mil 705 millones de dólares) para que el país afronte la pandemia.
También citaron un informe de Moody’s que este jueves advirtió que las nuevas reglas del mercado eléctrico mexicano son negativas para el crédito porque restringirán la inversión en renovables y agregan incertidumbre al sector. EFE

  • EL PAÍS

error: Content is protected !!