Loading

Se agarraron a golpes; hay dos lesionados

Carmen— A pesar de la ley seca continúan las reuniones familiares donde sale a relucir el alcohol. Tal fue el caso de una fiesta en donde los ánimos se caldearon y los consanguíneos se agarraron a golpes, resultando dos personas lesionadas.
Fue la noche de ayer, en la privada 36-C por calle 17 de la colonia 20 de Noviembre, que había un alegre convivio. Conforme pasaron las horas, los familiares se pusieron intensos, de tal manera que dos sujetos resultaron con laceraciones en brazos y rostro, pues usaron sus cinturones como armas para lastimarse.
Arribaron las fuerzas del orden para calmar el pleito y pedir el apoyo de una ambulancia para valorar a los heridos. Cabe mencionar que al llegar los paramédicos de la Cruz Roja al lugar, los afectados no se dejaron atender y se pusieron impertinentes, por lo que los socorristas se retiraron.
Como los sujetos se calmaron y se metieron a la casa, los uniformados pidieron a los familiares que bajaran al volumen de la música y terminaran la fiesta, pues de haber otro reporte se llevarían a los rijosos a los separos.

  • POLICÍA

error: Content is protected !!