Loading

Texas y Florida a punto de colapsar por el virus y Trump no hace nada

Washington, E.U. – Algunos hospitales de los estados de Texas y Florida están a punto de quedarse sin camas para los enfermos de coronavirus, mientras que la Casa Blanca sigue sin delinear una estrategia nacional e insiste en que la “vasta mayoría de la gente” está a salvo.
Este lunes, los alcaldes de las ciudades texanas de San Antonio y Austin y el regidor del condado de Miami-Dade (Florida) avisaron de que los hospitales están al límite y se están acabando las camas en las unidades de cuidados intensivos (UCI).
“El tiempo se agota ahora en términos de la capacidad de nuestros hospitales en San Antonio, al igual que en muchas de las otras grandes ciudades de Texas”, dijo a la cadena CNN el alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg.
El político advirtió de que si los casos continúan creciendo al ritmo actual, a San Antonio “solo le queda una semana para quedarse sin camas de hospital y agotar la capacidad de las unidades de cuidados intensivos”.

LAS GRANDES CIUDADES DE TEXAS SE QUEDAN SIN CAMAS

En Texas, las grandes urbes -gobernadas en su mayoría por alcaldes demócratas- están librando una batalla contra el gobernador del estado, el republicano Greg Abbott, quien se resiste a tomar medidas estrictas contra el virus y tampoco permite que las autoridades locales las adopten.
Al respecto, el alcalde de Austin, el demócrata Steve Adler, pidió este lunes a Abott que devuelva autonomía a las ciudades y les permita dictar sus propias medidas para contener la enfermedad. EFE

  • MUNDO

error: Content is protected !!