Loading

Fallece Guadalupe Beltrán

Como un icono del priismo campechano, defensora de las colonias populares y sus familias, caracterizada por su carácter fuerte y a la vez bondadosa, así fue como varios políticos y gran parte de la población describieron a la exlideresa del Movimiento Territorial, Guadalupe Beltrán Acosta, quien partió de este mundo terrenal con 73 años de edad.
Desde la mañana de este ocho de julio, a través de diferentes medios trascendió que había fallecido, pues fue ingresada el pasado domingo en el Hospital General de Zona (HGZ) porque presentaba insuficiencia respiratoria.
Horas más tarde sus familiares y amigos más cercanos confirmaron el fallecimiento de “la jefa de todas las líderes”, “la jefa de jefas “, “la mujer policía”, “Doña Lupita”, “Lupe Beltrán”, algunos de los tantos sobrenombres, como la llamaban de cariño.

Varios lamentaron la pérdida de una de las mujeres con liderazgo, pues además fue ejemplo para varias generaciones del ámbito político; militantes, diputados y diferentes políticos, especialmente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), a través de las múltiples formas de comunicación externaron el pésame a sus hijos.
Ricardo Medina Farfán, presidente del PRI en el Estado, significó su esfuerzo y lucha constante al frente de cientos de familias para poder fundar varias colonias de la ciudad de San Francisco Campeche.
Varios coincidieron: “Hay nuevas líderes, sin embargo es de reconocer que como doña Guadalupe Beltrán Acosta no hay dos, su carácter fuerte y firme le permitió ayudar a muchas personas con escasos recursos, estuvo siempre al tanto de sus vecinos. Nació el 12 de diciembre de 1946, y como en todas las cosas, hay las que no agradan a las gentes, pero otras las aplauden.
Con cariño y mucho orgullo María Rafaela Santamaría Blum resaltó el empeño y trabajo de doña Guadalupe, de quien recordó como hace muchos años se le acercó y le ofreció su apoyo con el compromiso de que no la “fuera a dejar mal”, pues también imperaban algunos candidatos “bultos”.
Una de tantas loables acciones es la que hizo en la colonia la “Esperanza” -donde tenía su casa, siendo referencia “cerca del tanque de agua”-, lo que es una esperanza para muchas madres, padres e hijos.
“Su lema era “hay que tener la mirada siempre para arriba y nunca para abajo; no dejar que nadie, absolutamente, te mire de reojo”. Ella defendió a su gente, nos defendió, nos apoyó, nos dio nuestro lugar y yo hablo como la diputada, como la presidenta municipal que fui para decirte cosas tan bellas de doña Lupita Beltrán, conozco sus esfuerzos y bondad”, externó con la voz entrecortada Mary Blum.
Siempre con fe, con un carácter super especial, perseverante, son solo alguna de las formas de describirla, resaltó, al recordar que por allá del 1995 llegó hasta los lugares más remotos y conoció las verdaderas carencias del pueblo; recomendaba ingresar hasta con volquetes, donde el camino con maleza y piedras lo permitiera, para luego seguir a pie.
“Ella como todo un sargento, como yo, ayudamos a la gente; la gente salía de sus casas a apoyarnos en campañas. Una vez para llegar a la “Venustiano Carranza” había que entrar por otros lugares, porque éramos muchos. Viví muchas cosas con ella, comer junto a un comal sobre el suelo, porque su humildad la caracterizaba, los chiquitos allá (sus hijos), hasta hacer festivales para impulsar la convivencia entre familias”, resaltó.

  • CAMPECHE

error: Content is protected !!