Loading

Por la pandemia ha aumentado la frustración y la ira

Según la OMS, podemos manifestar diversos tipos de conducta: Sánchez

“En medio de la pandemia del Covid-19 también aumentó la frustración, la ansiedad y la ira en situaciones, inclusive, donde una persona se niega a usar el cubrebocas y otra sugiere usarlo, en cambio otros todavía no creen que exista la nueva enfermedad”, expuso la psicóloga Silvia Sofía Sánchez Barrón, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Informó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) señalan que ante una epidemia como la que estamos viviendo podemos manifestar diversos tipos de conducta, la persona puede asumir el pretender huir, luchar o quedarse paralizado.
Debido a que no se puede huir del COVID-19 una alternativa es quedarse en casa como una medida preventiva, pero también “hay gente que se ha paralizado que no cree que existe la enfermedad” y que dice “puros cuentos” y sale sin ninguna precaución, sin importar el daño hacia los demás.
Comúnmente se observa a algunas personas que se niegan a cumplir o a apoyar las medidas preventivas implementadas por las autoridades sanitarias como es el respetar el distanciamiento social y el uso del cubrebocas.
Reportes de psiquiatras y psicólogos destacan que aumentaron los trastornos emocionales, no solo la depresión y la ansiedad, sino el trastorno explosivo intermitente (TEI), caracterizado por episodios recurrentes de agresividad por la imposibilidad de controlar los impulsos.
Se han atendido casos relacionados con la tensión y una hipervigilancia obsesiva de los síntomas de la enfermedad que provocan que unos cuantos demuestren ira o enojo, irritabilidad e indignación.
“Todos en algún momento hemos visto que la gente se enoja por que le decimos que tiene que guardar la distancia, pero la gente está sumamente irritable porque percibe de manera diferente lo que estamos viviendo, es como una máscara que nos ponemos, porque pensamos que esto realmente no está sucediendo, que es un rollo del Gobierno, y que es un virus que inventó China, pero en realidad se trata del miedo, una ansiedad desmedida”, explicó.
Otra manifestación que se ha evidenciado es que empiezan a surgir liderazgos espontáneos, aquí el punto es que pueden ser positivos o negativos.
Destacan las fallas de memoria que consisten en perder partes de los mensajes que nos van dando y por lo tanto surge una disminución en nuestra capacidad de razonamiento y se puede llegar al extremo de solo utilizarlo para sobrevivir.
Como ejemplo, dijo que al escuchar casi todos los días que hay tantos muertos y contagios y el que cambie de color el semáforo epidemiológico de riesgo, de repente la persona puede asumir que ya no le es útil la información dada por las autoridades sanitarias, entonces se van perdiendo partes de los mensajes.


error: Content is protected !!