Loading

Seguirán suspendidos los eventos masivos

Pese a semáforo verde, solo habrá ajuste en los porcentajes de aforo para las actividades ya permitidas: SSA

Los eventos masivos y actividades recreativas en salones de eventos, centros nocturnos y bares seguirán suspendidos, a pesar de que el Estado de Campeche pasó a semáforo epidemiológico verde, lo que representa bajo riesgo, pero no se debe bajar la guardia para que no se registre un rebrote de la enfermedad, que obligue a más estrictas medidas de confinamiento, afirmó el secretario de Salud, José Luis González Pinzón.
Adelantó que las medidas que ordenarán la actividad social a partir del lunes próximo 28 de septiembre y hasta el 11 octubre, responderán al ajuste en los porcentajes de aforo para las actividades ya permitidas, pero confirmó que seguirán suspendidas las correspondientes a eventos masivos y recreativos, salones de eventos, centros nocturnos y bares.
“Todas estas medidas que se informarán el próximo lunes, responden a un escenario de riesgo epidémico local, que es una decisión con apego a los máximos criterios de seguridad que nos hemos impuesto, ya que la salud y la vida de los campechanos es nuestra más alta prioridad”, dijo.
Pidió a los campechanos continuar respetando las medidas higiénicas y de sana distancia recomendadas, “no vacilar en ello, pues de lo contrario, retornaríamos a escenarios no deseables, y a medidas más estrictas de restricción social, por lo que el llamado es para continuar el esfuerzo para resguardar la salud de los campechanos”.
“No quisiéramos escenarios de rebrotes y nuevas emergencias epidemiológicas, como sucede actualmente en España y otras partes del mundo, donde están enfrentando a una nueva y más grave oleada de casos y defunciones por COVID-19, que presiona nuevamente a los sistemas de salud y ha obligado a más estrictas medidas de confinamiento”.
González Pinzón dijo que Campeche se encuentra, respecto a COVID-19, en un escenario de bajo riesgo, ya que han alcanzado niveles epidemiológicos que permiten como sociedad, dar un paso más hacia la nueva normalidad, luego de seis meses de un confinamiento, en ocasiones extremo, pero sin duda necesario.
“Ha sido un tiempo de decisiones debatibles y algunas de ellas impopulares. Decisiones que dieron lugar a críticas, que nos hicieron pensar, repensar y repasar los argumentos con los que sustentamos la acción de un gobierno responsable y comprometido con la salud, el bienestar y la vida de todos los campechanos”.
“El escenario epidemiológico de bajo riesgo que hoy hemos alcanzado, confirma que la ruta trazada para enfrentar el COVID-19, es hasta ahora la correcta. Fuimos el primer Estado que llegó al color amarillo de la esperanza en México, y somos también el primer Estado en alcanzar el color verde de la aurora”.
Agradeció la colaboración de los ciudadanos por acatar las medidas sanitarias dictadas por la Secretaría de Salud Federal, ya que, afirmó, que el interés del gobernador Carlos Miguel Aysa González es por la salud y prosperidad de todos los campechanos, por lo que el ataque frontal a la epidemia en campeche, conjugó ambos factores que dieron estos resultados.
“Es justo también reconocer a los trabajadores del Sector Salud, pues sin duda son los actores más visibles de la dura lucha contra el COVID-19”.
“La batalla es y seguirá siendo intensa, 19 hospitales del Sector Salud reciben y atienden pacientes por COVID-19 en todo Campeche; desde Calkiní hasta Candelaria, Palizada y Calakmul el despliegue de los recursos físicos y humanos disponibles, fue en toda la geografía estatal”.
Reiteró que estar en (semáforo) verde es una gran responsabilidad y por ello insistió que, en el paso a la nueva normalidad, la lucha continúa, y nada será posible, sin la participación y el compromiso de todos los campechanos.
“En Campeche si bien hay un notable descenso en los casos y defunciones por esta enfermedad en las últimas semanas, es evidente y así lo informamos todos los días, que éstos persisten y principalmente, están ocurriendo en el seno de nuestras familias”.
“No quiere decir que el riesgo de contagio entre las personas haya disminuido, pues este prácticamente sigue siendo el mismo, por eso la importancia de acatar las medidas de sana distancia”.
“Actuaremos con prudencia y las actividades permitidas seguirán respondiendo a un escenario de riesgo medio, pues debemos madurar como sociedad, hasta lograr consolidar nuestra situación epidémica y estar con los altos niveles de seguridad, de eso se trata el retorno gradual y cauteloso”.

PREVALECE TEMOR ENTRE LOCATARIOS DEL PSB

Locatarios del mercado principal “Pedro Sainz de Baranda” no tienen mucha esperanza con el semáforo epidemiológico en verde, debido a que un cambio de color no significa que el problema de salud haya desaparecido y el temor prevalece en una buena parte de la población que evita acudir a hacer sus comprar a la central de abastos, reveló el líder de los Baratilleros, José Felipe Euán Chan.
Coincidió en que el cambio de semáforo podría representar un riesgo aún mayor si la gente comienza a salir en exceso, lo que provocaría que se de reversa a lo que se ha logrado, aunque auguró que el cambio a un nuevo color no mejorará las ventas debido a que todavía hay gente que prefiere cuidarse en casa que arriesgar su salud.
La letalidad del virus, dijo, es uno de los factores por los cuales la economía de los locatarios del mercado principal no mejorará, pues subrayó que la facilidad con la que se contrae el virus es lo que mantiene el temor en la gente que es responsable, y aunque hay quienes ya se arriesgan a salir, lo hacen en otros espacios más grandes, pues reconoció que los pasillos del mercado son realmente reducidos.
En caso del mercado principal dijo que la situación sigue siendo crítica y no ha ido mejorando con los cambios que se han dado en el color del semáforo epidemiológico, por ello prevén que trascender a un nuevo color no traerá un incremento en las ventas, por el contrario, podría reavivar la pandemia.
Y es que recordó que gran parte de los locatarios del mercado principal “Pedro Sainz de Baranda” son personas de la tercera edad que acuden con todas las medidas preventivas, aunque otras prefieren quedarse en casa aún con las carencias económicas que esto represente.
“En mi caso tengo más de 60 años y aún con las ganas de volver a la actividad con la que mantuve por años a mi familia, ha sido difícil por el temor a contagiarme, y como yo mucha gente piensa igual”.

  • CAMPECHE

error: Content is protected !!