Loading

Reversa a la Ley Olimpia

No dan una en el Congreso del Estado.

No se cansan de demostrar incapacidad y escaso trabajo en esta legislatura, que pasará a la historia por los exhortos y acuerdos que emiten sesión tras sesión, pero también hay que reconocerlo que cuando han querido echarle ganas, trabajar en las labores propias de los diputados, no más no se les da.
Inventaron una mini Ley Olimpia, modificando dos artículos del Código Penal, para salir del paso, para pretender acallar las voces que demandan legislar sobre la violencia digital, para pretender mostrar que están a la vanguardia y no les salió bien.
Conste, el colectivo que pugna por la misma se los anticipó, les externó sus demandas, les quiso hacer llegar sus propuestas, les señaló una y otra vez que lo que pretendía aprobar no se parecía en nada a lo aprobado en otros estados; simplemente las ignoraron, porque parece que los hacedores de leyes solo escuchan a sus asesores, que son sabelotodo.
No lo decimos nosotros, la labor que han venido realizando los desnuda.
Lamentable que al ser la mayoría de sus integrantes mujeres, no hayan escuchado los planteamientos, ni hecho valer su mayor representación, no para imponer, si para sensibilizar.
Les corrigieron la plana a los legisladores y no habrá publicación de las modificaciones al Código Penal, por incompleta y ambigua. Tendrán que incluir las observaciones que ya les habían hecho, pero que ignoraron.
Ahora sí les abrieron las puertas a la colectiva encabezada por Olimpia y les recibieron sus propuestas.
Plausible la actitud del gobernador Carlos Miguel Aysa González y del secretario de Gobierno, Pedro Armentía, al escuchar las opiniones de la colectiva.

Dinero para campaña del PAN

No especifica el monto total, solo el número de maletas que recibió llenas de efectivo.
No fue una, como se ve en el viralizado video difundido en agosto del presente año. Fueron 15 en total y por órdenes del entonces senador Jorge Luis Lavalle Maury y que tendrían como destino las campañas de Acción Nacional, según las declaraciones de Rafael Jesús Caraveo Opengo ante la Fiscalía General de la República, publicadas por el diario de circulación nacional Reforma.
¿A dónde iría a parar todo el dinero si terminaron peleados con Ricardo Anaya, el candidato presidencial?
De acuerdo con el periódico, Caraveo Opengo declaró el 4 de septiembre ante la FGR que las recibió “por órdenes del entonces senador panista Jorge Luis Lavalle Maury…”
Todo comenzó en el 2013, cuando “Pashira” lo mandó a buscar unos “expedientes” que el senador tenía que revisar y que le fueron entregados en una maleta, que al abrirla vio que se trataba no de papeles, sino de fajos de billetes de 500 pesos.
Que se molestó y reclamó al senador en esa ocasión, repitiéndose seis veces más la recoja de las maletas hasta completar las 15. No dijo si siguió el enojo. Él y dos personas más recibían y quien entregaba el dinero era una persona de todas las confianzas de Emilio Lozoya, presuntamente para aprobar la reforma energética. Así de enojado se puso en las siguientes entregas.
Emilio Lozoya dijo en su momento que fueron 42 millones de pesos los que distribuyó entre los senadores para que alzaran las manitas y aprobaran la reforma energética, pero la denuncia de la Fiscalía General de la República dada a conocer en el mismo medio impreso, habla de 121 millones de pesos, incluyendo como beneficiarios a David Penchyna y al excandidato presidencial, Ricardo Anaya.
Y los panistas, como ocurrió con los funcionarios muy cercanos a Felipe Calderón cuando este fue Presidente de la República, no se conformaban con el dinero que les fluyó; exigían también contratos de Petróleos Mexicanos para amigos, compadres y familiares.
¡Qué les parece!
Se echaron a perder muy rápido los blanquiazules, tan decentes y bien portados que se veían.
Se confirma, una vez más, que el interés por llegar al poder de las fuerzas políticas tiene que ver con sus bolsillos, no con servir a los mexicanos.
Las excepciones y salvedades son contadas.

¿Qué pasará?

Está muy bien que se den a conocer las fechorías de los políticos del país, incluidos campechanos de linaje, de pañales de seda; que nos enteremos que hay denuncias en su contra, que los expedientes son voluminosos, que los ciudadanos se enteren del por qué los políticos prosperan en un abrir y cerrar de ojos.
Es plausible que este Gobierno Federal sea el que más denuncias haya interpuesto y el que a más exfuncionarios de primer nivel, “peces gordos”, tenga privado de su libertad y hecho que devuelvan lo que se llevaron ilícitamente, pero en este caso de Odebrecht y de la reforma energética se ha hecho mucho ruido, solo eso.
Emilio Lozoya, de estar privado de su libertad en España, cuando pisó suelo mexicano sus privilegios comenzaron a hacerse efectivos. Hoy goza de libertad y de la comodidad de su hogar. Bueno, hasta vacaciones se toma en Los Cabos.
Es cierto que ha aportado información importante, al grado que se conoció en estos días que el expresidente Enrique Peña Nieto tiene un hermano incómodo, del que parece nunca nadie supo nada cuando era el huésped de los Pinos y de que él mismo aparece como “cabeza de un aparato criminal” que cometió delitos de traición a la Patria y cohecho, como consta en la solicitud de orden de aprehensión hecha llegar a un juez por la Fiscalía General de la República.
También es verdad que hay una orden de aprehensión contra el exsecretario de Hacienda y de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray y otros tantos; sin embargo lo sospechoso es que no dan con ellos, ni están pagando por los delitos de los que se les acusan.
¿Estarán esperando a que se aproxime la elección de junio para asestar los golpes y mermar a la oposición? Es pregunta.

Un caos llamado Morena

Que en el Movimiento de Regeneración Nacional se lleven bien y sean capaces de convivir.
Bueno, no seamos exigentes, al menos que no se peleen.
Hacerlo permanentemente se ha convertido en su sello distintivo, no el color guinda, ni ser el partido de más siglas.
Todos los días, un problema nuevo. Deben tener el almacén de la conciencia lleno de perjuicios y prejuicios.
Denuncias van y denuncias vienen. Es el partido que menos años de existencia, pero acumula más querellas a nivel nacional y en el Estado de Campeche.

¿Y si no viene?

Está cada vez más cerca la decisión de Layda Sansores Sanromán.
Militantes, seguidores y cercanos desean de todo corazón que sea la candidata a la gubernatura. Les garantizaría a unos estar en la boleta electoral; a otros, beneficios.
Sansores Sanromán no pidió licencia el ocho de noviembre, a pesar de ser el plazo fijado por la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, para los alcaldes. Sembró la duda de si vendrá o no, aunque sus cercanísimos como el senador Aníbal Ostoa aseguran que está firme, que será la candidata.
Y para rematar, uno de los dirigentes estatales, Patricia León, aseguró el jueves que Layda será la candidata. Andan como desesperados, como tratando de forzar la decisión, que a estas alturas del año electoral ya debe tener tomada la alcaldesa.
La Ley Electoral, sin embargo, fija el ocho de diciembre.
Si viene, es de todos sabido que encontrará un Morena dividido y enfrentado, con sentimientos irreconciliables. No hay manera de hacerlos entrar en razón, pese a sus cabezas ser creación de Layda. No hay ser superior que los una.
Esto es la candidata (suponiendo que viniera) no tendrá tiempo para la unidad. Aunque lo tenga, aunque le den 100 años, sus esfuerzos serán insuficientes y estériles.
De no ser la abanderada de Morena, como hemos señalado ocurrirá, salvo le dé el visto bueno el presidente Andrés Manuel López Obrador, la situación se pondrá peor.

La basura

No entiende, no aprende y su necedad puede costarle en un futuro.
Está empeñado Óscar Rosas, el alcalde de Carmen, en concesionar el servicio a una empresa que no tiene los medios, ni los recursos económicos.
Desde ahí está mal y sospechoso el asunto.
Si solo se admitieron dos empresas: PASA, que es la que actualmente recolecta la basura y a la que le adeuda varios millones de pesos el Ayuntamiento, lo mejor hubiera sido declarar desierta la convocatoria e irse por otra. Se trataba, es obvio, de despejar el camino a la segunda, identificada con amigos del edil.
El representante admitió que no tienen el equipo, ni el capital económico. ¿Entonces para qué darle entrada a su propuesta, que solo falta que salga a relucir que fue elaborada en las oficinas del ayuntamiento?
Desde ahí está irregular y debió desecharse.
No disimula el edil que a costa de lo que sea ha definido el destinatario de la concesión para los próximos 15 años.
Ya no hay decencia.
En el colmo del cinismo declaró el viernes que no hay ley alguna que le impida beneficiar a sus amigos. No niega la estirpe, ni la cruz de su parroquia.

Está adelantando su tumba política.
Carlos Ernesto

Está de regreso, ¿para qué?
Tuvo su oportunidad y la tiró a la basura en menos de dos años.
¿Les recuerda a alguien?
Su cambio repentino en su actuar, del candidato a alcalde, lo condujo a la ruina política. Al grado que no logró que sus compañeros militantes del Partido Acción Nacional votaran por él para ser el candidato a diputado federal.
Desde meses atrás viene subiendo propuestas, entrevistas y se hace tomar fotos y videos platicando con la gente o realizando alguna labor.
Puede que haya madurado, que no sea el mismo que con un gran capital político arrebató al Partido Revolucionario Institucional la alcaldía de Campeche.
Sin embargo su mejor o peor carta de recomendación son sus dos años y cachito que estuvo al frente del Ayuntamiento capitalino, con saldo desastroso.
No hay lugar a dudas que busca ser el candidato a la gubernatura, lista en la que están apuntados Eliseo Fernández Montufar y Salvador González Farías.
Es quien menos posibilidades tiene de los tres.
Lo más seguro es que lo veamos vistiendo otros colores y portando siglas diferentes, aunque su futuro no es nada promisorio.
Cuando la tuvo, era suya y la dejó ir.

Les diré que sí, para que no sufran

Se oyen, lee y ven novatos los dirigentes que dicen que habrá una alianza PAN-PRI-PRD en la elección para la gubernatura, con el afán de derrotar al Movimiento de Regeneración Nacional.
Primero hay que decir que Morena no es invencible, menos en Campeche, donde están divididos y enfrentados.
Vaya, los peores enemigos de Morena y sus candidatos a los diversos cargos de elección popular que contenderán en junio del 2021 no están en los partidos opositores; son las tribus que “conviven” en su interior, que propiciarán derrotas a varios del equipo guinda.
Segundo, lo hemos señalado en ocasiones anteriores, ni el Revolucionario Institucional, ni Acción Nacional sacrificarán a sus candidatos, sabiendo que tienen posibilidades reales de ganar, con todo y lo que digan las encuestas.
No se hagan bolas, no sueñen con una alianza a la gubernatura, que no se va a dar.

El PAN y el PRI no se llevan así, ni se llevarán en el 2021.

Como un gancho al hígado

Le cayó a más de un dirigente de partido político el acuerdo del Consejo General del Instituto Nacional Electoral, que dicta que de las 15 gubernaturas en disputa el año próximo, deberán postular cuando menos a siete mujeres, para respetar la equidad de género.
Como es de suponerse, hubo brincos y hay malestar todavía. Porque hay quienes de lengua para afuera hablan de equidad de género, pero cuando están en juego intereses, manifiestan su desacuerdo.
Acuden, como lo hacen cada vez que surge el tema, a la cantaleta de que las candidaturas deben darse tomando en cuenta la capacidad, la presencia y el arraigo, entre otros. En los hechos no es así, sigue la tendencia machista, de ahí que la gran mayoría de los gobernadores sean varones. Solo Sonora y la Ciudad de México son gobernados por mujeres.
Muchas mujeres pueden hacer mejor papel que los varones en los cargos públicos. Si les cierran las puertas como lo han venido haciendo no van a poder demostrarlo.
Prediquen con el ejemplo, no con discursos.

  • OPINIONES

error: Content is protected !!