Loading

Siempre hay otros: De la sartén caímos al fuego

Para salir de la jungla de la polarización se necesita apego a la realidad.
Sabina Berman

La competencia nuevamente se centra en la ociosidad de la inventiva política, aquella que pueda llevarnos a darle un revés al presente adverso, en lo económico sobre todo, donde millones de mexicanos se han ido a la informalidad, mientras se mantienen con pinzas los sueños inacabados de quienes hoy detentan el poder.
No hay pesimismo de nuestra parte, nunca lo hemos dejado traspasar las fronteras del realismo. lo que tenemos muy clarificado es la afrenta entre los buenos y los malos, la negación y la afirmación mañanera, el neoliberalismo que nos permitía mojarnos bajo la lluvia, y este conservadurismo disfrazado de populismo, que nos ha inundado la vida y hasta tres estados del país por lo pronto.
Siempre debemos tener en cuenta no alejarnos de la prudencia. Perdernos en esa retórica diaria que marea, es una pésima señal hacia adentro de un país pobre y casi en ruinas, de donde será difícil pero no imposible levantarnos.
Leemos y releemos artículos con un alto grado de responsabilidad crítica, que no nos deja dudas. No estamos haciendo bien las cosas, y nuevamente nos quedamos colgados de un alambre muy delgado y oxidado, a punto de reventarse, sin ningún tipo de esperanza, porque el salto es al vacío, sin red de protección.
No fueron suficientes los 30 millones de votos que obtuvo el ahora presidente López Obrador, y que arrastró a llegar con él a legisladores federales y locales, levanta dedos, aplaudidores de la 4T y obedientes a todas las reformas que se cocinan en la sartén del Consejero Jurídico de la Presidencia de apellido Scherer, para que se den una idea hasta donde llega la maldad sin mayores pretensiones y cavar más hondo.
México está sumido en una gran desesperanza, esto es un hecho irrefutable, y seguramente con la reforma al outsourcing en puerta, que sólo podrían pararla los senadores la semana próxima que se apruebe al vapor en la Cámara Baja, se irán literalmente a la calle cinco millones de trabajadores, no solo en diciembre próximo, sino que no serán recontratados en enero o febrero.
Es tal la ceguera que habita hoy en las decisiones trascendentales, que nada se hace sin la aprobación de un solo hombre y eso es muy peligroso para la buena marcha de un país en crisis en materia de salud pública, sin recursos a la vista para hacer frente a un rebrote de la pandemia, que no ha llegado.
La tensión con los gobernadores de la denominada Alianza Federalista pasó del encono al reclamo público, de la queja en grupo hasta el grito airado de independencia del Ejecutivo, habiendo un freno ante la notable tabla de autosuficiencia financiera de solamente tres Estados.
En tanto la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha echado a su congeladora las reformas de la 4T, en lo que será una nueva afrenta para el inquilino de Palacio Nacional, quien por cierto equivocó las formas, o pecó de realista en su tierra, un Tabasco inundado y sin FONDEN.
Existe nerviosismo natural en quienes se subieron al vagón del morenismo desde el panismo y el priismo, y hoy se han bajado de posibles encomiendas partidistas para encabezar una candidatura a una gubernatura, como sucedió en Nuevo León con la diputada federal Cloutier.
En una sartén muy aparte se cocina la alianza que no todos están seguros que se lleve a cabo, donde el PRI-PAN-PRD, le están apostando en estados donde solo de esa manera darían la pelea en las urnas a la que conformarían MORENA-PT-VERDE, porque Movimiento Ciudadano iría en solitario, lo mismo que los tres partidos emergentes obligados por la ley electoral.
Me quedo con una frase que leí ayer en el periódico de circulación nacional más crítico actualmente; de un humorista como Catón; “cada vez son más los que dicen que estábamos mejor cuando estábamos peor.

En primera línea

Es tal el chantaje político desde Ciudad del Carmen, para volver a competir por la alcaldía, que el “espurio” se muestra en video con dos delfines carnavalescos al fondo, acompañado de quien financió a MORENA en la pasada elección, junto a un expresidente municipal de su partido; a quien por cierto no le ha cumplido.
¿Creerá que una rosa hace verano? Porque ni una golondrina lo ha logrado alguna vez.

  • OPINIONES

error: Content is protected !!