Loading

Siempre hay otros: Diversas expresiones de pensamiento

Urge acabar con ese coro de monólogos.
Sergio Aguayo

No podemos inferir siempre el calificativo de bueno o malo a una decisión estrictamente política en México, porque nos aleja de todo el contexto en situaciones que escapan de nuestro ámbito y percepción, propiciando de manera errónea un prejuzgar a quien se expresa para matizar los disparates en el lenguaje y el atropello a la verdad.
Nos guste o no, estemos de acuerdo o en la inconformidad, lejos, muy lejos nos encontramos los mexicanos de lo que se tejió en el mal alto nivel diplomático para la liberación sin cargos del general ex secretario de la Defensa Nacional con Enrique Peña Nieto, un Salvador Cienfuegos ya hoy en territorio nacional, vía vuelo privado además.
El canciller Marcelo Ebrard matiza, porque además es a través de la responsabilidad que encabeza donde se construyen los acuerdos, convenios, tratados y negociaciones en lo bilateral o multilateral con los países donde se privilegia la atención a lo fundamental, siempre se afirma: respetar la autonomía de los pueblos.
Todavía no se logra establecer el grado de injerencia del gobierno del ya derrotado Donald Trump en este asunto de un altísimo interés, y lo que se acusa como recibo latente, una gran inconformidad del Ejército Mexicano, porque la detención no de dio de acuerdo a los cauces de colaboración que existen y firmados con México.
Unos hablan de una victoria de López Obrador en la defensa y liberación del general Cienfuegos por cargos delicados, porque no hay antecedente de algo asi cuando la supuesta acusación tenía carga de pruebas contundentes, que además se han pasado por alto.
Escuetamente se habla de una reducción en la participación de elementos de la DEA y el FBI en suelo mexica, lo cual vendría a enrarecer las relaciones con el nuevo gobierno de Joe Biden, ajeno a estas prácticas extraordinariamente escandalosas.
Ahora mismo se afirma que puede llevar el mismo derrotero el otro detenido en los Estados Unidos, Genaro García Luna, quien está a disposición de la misma corte que estaba por juzgar al general ex secretario; nosotros los mortales de carne y hueso, en el simplismo de lo cotidiano, después de leer varios artículos y encabezados de la prensa, nos queda un poco más claro que los cargos carecían de valor probatorio.
Son los testigos protegidos quienes acusan, pero no logran probar sus dichos, con una duda por supuesto, porque aunque no se han dado a conocer los pormenores de las llamadas telefónicas en escucha del número de teléfono celular asignado a Cienfuegos, la investigación duró por parte de la DEA más de dos años, sin aviso de acuerdo a los protocolos a la autoridad mexicana, para cruzar información y validar su veracidad con los sistemas y tecnologías con los cuales se cuenta en el aparato de justicia.
Claro que están habiendo pronunciamientos de todo tipo y de todos lados, porque llama la atención el tratamiento a un grave problema de drogas que existe en nuestro país, eso es innegable, pero de ahí a que el más alto rango de la milicia en México durante seis años haya sido parte de una de esas complicidades para beneficio propio y de la maldad manifiesta, hay un trecho muy ancho y que no tendrá explicaciones convincentes nunca.
La seguridad no es materia de discusión, aunque el presidente López Obrador ha vuelto a declarar ayer que no estamos como el quisiera, después del tiradero que le dejaron los gobiernos neoliberales, de donde por cierto le acompañan varios en el gabinete legal y ampliado.
Ni bueno ni malo. El pueblo no obtiene ningún tipo de beneficio, ni a los migrantes ni los centroamericanos que cruzan la frontera sur le son respetados sus derechos humanos. Mientras tanto nosotros tendremos que conformarnos con la explicación del canciller, quien por cierto cada vez está más expuesto ante los medios.
Una liberación que dará para varios días, meses y años de cuestionamientos, aclaraciones, interrogantes y sobre todo, dudas de uno y otro lado.

En primera línea

Llueve sobre mojado. Se vienen días de precipitaciones atmosféricas en Tabasco, Chiapas y Campeche. Hay que tomar precauciones por la intensidad y constancia de la cantidad de agua acumulada ya.
Desafortunadamente la gente más pobre es la que sufre las inclemencias del denominado mal tiempo, frente frío aderezado con el cambio climático.

  • OPINIONES

error: Content is protected !!