Loading

Lakers en el mejor inicio como visitante de su historia; vence al Thunder

Los Ángeles, E.U.— Los Lakers de Los Angeles se deshicieron del Thunder de Oklahoma City 128-99 en una victoria plácida y asegurada ya en el tercer cuarto con la que extendieron su triunfal racha como equipo invicto a domicilio en lo que va de temporada.
Los Lakers han jugado hasta ahora siete partidos fuera del Staples Center de Los Ángeles (EE.UU.) y los han ganado todos.
Con el partido de hoy, los Lakers superaron el mejor arranque de una temporada a domicilio de la franquicia, que hasta ahora era de seis triunfos.
El conjunto dirigido por Frank Vogel tiene ahora 10 victorias y 3 derrotas, un balance que es el mejor de toda la liga y con el que lideran con holgura la Conferencia Oeste.
Una noche más, las dos estrellas de los actuales campeones de la NBA fueron los jugadores más destacados: LeBron James sumó 26 puntos (5 de 8 en triples), 6 rebotes y 7 asistencias; y Anthony Davis consiguió 18 puntos (8 de 13 en tiros), 7 rebotes y una asistencia.
Marc Gasol aportó 3 puntos, 5 rebotes, una asistencia, 4 tapones y 2 robos frente a una pérdida en 23 minutos.
El banquillo de los Lakers gozó hoy de más oportunidades de lo normal, debido a que el partido estuvo controlado de principio a fin, y Montrezl Harrell lo aprovechó con 21 puntos y 6 rebotes.
En esta ocasión, el ataque fue lo que más brilló puesto que los Lakers acabaron el partido con un excelente acierto de cara al aro (49 % en tiros totales y 46 % en triples).
Por parte de los Thunder, que ahora tienen 5 victorias y 6 derrotas y que hoy sufrieron un pobre 32 % de acierto desde el triple, el máximo anotador fue Shai Gilgeous-Alexander con 17 puntos.
Los de Oklahoma afrontan esta temporada como una de transición y de reconstrucción con muchas caras jóvenes y hoy no contaron con el dominicano Al Horford, que descansó tras haber jugado la noche anterior.
Tras sus dos exhibiciones en Houston frente a los Rockets, los Lakers pisaron el acelerador desde el principio con un Davis inmenso en la pintura.
El último cuarto ya no tuvo ningún tipo de tensión competitiva y los Lakers lo emplearon para dar descanso a sus principales jugadores de cara al duelo que les enfrentará el viernes en casa ante los New Orleans Pelicans. EFE


error: Content is protected !!