Loading

Con penal de Messi, Argentina revive ante Chile

BUENOS AIRES, ARG— Lionel Messi logró exorcizar el maleficio de Chile, con un penal de zurda que le dio a Argentina un triunfo por 1-0, vital para sus aspiraciones de clasificación al Mundial de Rusia 2018.
El capitán albiceleste ejecutó a los 16 minutos una dudosa infracción sancionada contra su verdugo en las finales de la Copa América 2015 y 2016, esta última con el recuerdo amargo de un penal marrado.
Con este triunfo en el estadio Monumental de Buenos Aires, el seleccionado albiceleste trepó a la tercera posición de las eliminatorias sudamericanas con 22 puntos, por detrás del líder Brasil (30) y Uruguay (23). Chile, que nunca en la historia pudo derrotar de visitante a los argentinos en esta competencia, quedó relegado a la sexta ubicación con 20 unidades y por ahora sin boleto a la próxima Copa del Mundo.
Argentina cumplió a rajatabla con el mandato “ganar como sea” que reclamó su entrenador Edgardo Bauza en la previa de un partido “caliente” ante la peor pesadilla de sus dirigidos en el último tiempo. El triunfo sólo trajo alivio en lo numérico, pero dejó un mar de interrogantes. No hay línea de juego y salvo Messi, tampoco individualidades que tapen la falta de respuestas colectivas.
“Estoy muy contento, salió un partido como lo imaginábamos. Difícil y duro. Los jugadores hicieron un gran partido, había que ganarlo”, afirmó Bauza una vez consumado el triunfo. Cuando se le consultó qué puntaje le ponía a sus dirigidos, el estratega no dudó: “Diez puntos, se ganó un partido durísimo. Esto es una eliminatoria”.
Con el pánico de verse sexta en la tabla al momento de salir a jugar tras el triunfo de Colombia 1-0 sobre Bolivia, Argentina salió a marcarle el territorio a la Roja, mermada en su potencial por la ausencia de su máxima figura Arturo Vidal. Con presión alta y mucha movilidad del cuarteto ofensivo de Messi-Agüero-Di María-Higuaín, viejos conocidos que no compartían cancha desde el Mundial de 2014, los locales parecían dispuestos a llevarse el mundo por delante.
Salvo por esa presión inicial, Argentina no hizo muchos más méritos para quebrar el marcador hasta que Javier Mascherano asistió a Di María y éste se zambulló en el área ante un mínimo contacto de José Pedro Fuenzalida, a quien minutos antes le habían anulado un gol por una dudosa posición adelantada. El árbitro brasileño Sandro Ricci compró la actuación del volante argentino del PSG y sancionó penal, que Messi capitalizó con un zurdazo esquinado al palo opuesto de su ex compañero del Barcelona, Claudio Bravo.
Argentina jugará el martes ante Bolivia en la altura de La Paz, donde ganó por última vez en 2005. Para este duelo, sufrirá las bajas de Higuaín y Mascherano, suspendidos por recibir la segunda tarjeta amarilla.
Chile, por su parte, está obligado a ganarle a Venezuela el martes en Santiago.  AP


error: Content is protected !!