Loading

Casa de Justicia

Este 12 de septiembre se ajustan 40 años de la inauguración de la sede del Tribunal Superior de Justicia del Estado

Cuatro décadas han transcurrido desde la inauguración del emblemático edificio que hoy resguarda la justicia del estado, obligado a adaptarse a los cambios que la modernidad ha traído con el paso del tiempo, desafiando sus robustas paredes y arcos de concreto armado que forman parte de su diseño arquitectónico.
Este 12 de septiembre se ajustan 40 años de la inauguración de lo que hoy se conoce como “Casa de Justicia”, la sede del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), aunque no siempre albergó al Poder Judicial.
En 1981, durante el sexenio del gobernador Eugenio Echeverría Castellot se construyó el edificio ubicado en la avenida Patricio Trueba de Regil para que sirviera de oficina de la Coordinación de Organismos Asistenciales, Culturales y Educativos del Estado de Campeche, (CORACEC) que encabezó la primera dama Dolores Lanz Peña. Incluso la amplia construcción contó con una sección donde se estableció el Archivo General del Estado.
El historiador y cronista vitalicio por la Asociación Nacional de Cronistas de Ciudades Mexicanas A.C. (ANACCIM), José Manuel Alcocer Bernés, recordó que fue breve el paso del CORACEC por esta edificación, ya que el gobierno de Abelardo Carrillo Zavala, que sucedió a Echeverría Castellót en 1985, decidió que el Poder Judicial se estableciera en ese espacio ante la necesidad de contar con juzgados y un sitio donde estuviera el departamento jurídico del Gobierno del Estado.
“Ahí siguió estando el Archivo General del Estado, era compartido, pero tuvo problemas porque estaba en un área muy pequeña de alto riesgo y de hecho algunos documentos sufrieron afectaciones con los huracanes Opal y Roxana y es en ese momento cuando el siguiente gobierno del ingeniero Salomón Azar García pasó el archivo al edificio del Centro Histórico”, relató el cronista vitalicio.

La evolución del edificio

A medida que ha pasado el tiempo el edificio de Casa de Justicia ha sido modificado, el original era más pequeño de lo que es ahora, pues los distintos gobiernos han buscado mejorar la sede del Tribunal Superior de Justicia del Estado y pueda ser funcional, convirtiéndose en una construcción significativa para los campechanos.
Algunas de las adecuaciones que ha sufrido la Casa de Justicia son la rehabilitación de la biblioteca jurídica en el 2010, así como la creación del Centro de Proceso Oral de la Escuela Judicial en el mismo año 2010. El edificio cuenta con su propia planta de tratamiento de aguas residuales.
Preparándose para encarar los retos que traería en 2016 la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal, Acusatorio y Oral, se crearon dos salas de audiencia adaptadas y su Centro Regional de Justicia Alternativa, también se creó un módulo de atención ciudadana y un espacio para que el Tribunal contara con su propia contraloría interna.
El histórico edificio también cuenta con una sala de juicios mercantiles, juzgados laborales y un auditorio el “Manuel Crescencio García Rejón”, en memoria del jurista campechano, agregó el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado y del Consejo de la Judicatura, Miguel Ángel Chuc López, quien reconoció que el tiempo le está pasando factura a la Casa de Justicia que ya requiere de una atención detallada.
Agregó que como a cualquier inmueble, también a este se le ha brindado cada año el mantenimiento básico, pero después de 40 años de abrir sus puertas por primera vez al servicio de los campechanos como sede del CORACEC es justo que reciba una detallada atención que le permita continuar cobijando a quienes acuden con gritos de esperanza reclamando justicia.
Es funcional el edificio, afirmó Chuc López, pero ya se planea que en un máximo de dos años reciba la atención que necesita para reforzar cada muro que lo conforma, para ello, compartió que adicional al presupuesto que ejerce cada año el Tribunal, se buscará que el Gobierno Federal aprueba cuatro millones de pesos para su remodelación.
“Conforme a un estudio de riesgos vemos la posibilidad de que tenga una atención minuciosa en un período de dos años, para ello hemos considerado agregar a nuestro proyecto de presupuesto de egresos para el año siguiente una partida específica para el mantenimiento esperando que se pueda conceder porque es vital para garantizar que se cuente con la sede por mucho tiempo más”, resaltó el magistrado presidente.
Mientras tanto, se continúa avanzando en otros detalles que mejorarán la optimización de los recursos con los que cuenta el Poder Judicial, ya que dentro de la modernización de la construcción se contemplan dos etapas de la colocación de paneles solares que permitirán que el consumo de energía sea el óptimo y también el costo que paga el Poder Judicial disminuya considerablemente.
En estos momentos se está desarrollando la segunda etapa con una inversión de dos millones de pesos previendo que los trabajos concluyan en máximo dos semanas; en la primera se destinó una cantidad similar de recursos.
“Se ocuparon las azoteas en la parte de los edificios donde estructuralmente no se tiene ningún problema para colocar paneles solares y actualmente se está desarrollando en la parte interna del estacionamiento de este mismo edificio, los recursos son federales y fueron concedidos el año pasado”.
La Casa de Justicia podrá gozar de una larga vida útil con todos estos cambios y adecuaciones, así como con el mantenimiento que se planea que reciba a partir del próximo año, lo que garantiza que el Poder Judicial continúe teniendo albergue en esta construcción de los años 80’s, donde se han sentado bases sólidas para la impartición de justicia en el estado convirtiéndose en insignia de la ciudad de San Francisco de Campeche.