Loading

Ministerio Público pone trabas para recibir denuncias

Víctimas viven verdaderos vía crucis

“Señorita dígale  al licenciado, que  ya nos vamos y que gracias  por mantenernos más de tres  horas sentadas sin que se nos atienda, ya nos duelen los pies y la sentaderas, porque los años no pasan en vano”, fue la expresión de  dos ancianas que se quejaron de que el vicefiscal en Carmen, Mario Humberto Ortiz Rodríguez, nos las atendió y en cambio sí las hizo perder  el tiempo por varias horas.
A la par, otra persona de la tercera edad llegó a las oficinas, tuvo que pasar penurias para poder llegar a la planta alta con la esperanza de que la atendieran por el asunto de una camioneta que le fue  robada; expresó que en su momento había presentado la denuncia del robo del vehículo, que por cierto  no fue  recuperado; la idea  era lograr el expediente para que pidiera darle de baja en el padrón vehicular  a la unidad, pero le dieron largas y optó por retirarse.
En los pasillos de la planta baja de las oficinas, donde operan las distintas agencias del Ministerio Público,  una gran cantidad de personas  esperaban  pacientes  el turno.
José Jiménez dijo que llevaba desde las nueve de la mañana  y ya eran casi las 12:00 horas sin que fuera recibido.
Él  sufrió lesiones  y deseaba levantar su denuncia, aunque ya le habían dicho que optara por dejar las cosas en paz, porque en el Ministerio Público es  una perdedera de tiempo y muy engorrosos los trámites y todo para que no le den curso a su asunto, manifestó que confiaba en que se le hiciera justicia, aunque  también le comentaron que tiene que presentar testigos y que lo checaría el médico legista para verificar el grado de la lesión.
A su victimario no lo podrán detener, porque con eso de la presunción de la inocencia, nadie  es culpable  hasta que le prueban lo contrario; “creo que las leyes en lugar de mejorar están peor y por eso ya la gente no  denuncia”, comentó. JLSD

error: Content is protected !!