Loading

Siempre hay otros: La versión en blanco y negro

Maravillosos son los colores del arcoíris, como también lo son todas las expresiones de la vida. Casi nada es hoy en blanco y negro; recordar la televisión mexicana en esas dos tonalidades, los periódicos, y los libros, por citar algunos ejemplos.
Nos identifica en la política el logotipo con colores afines a los partidos políticos; la ropa que usamos generalmente marca también diferencia en una sociedad que no se respeta en muchos casos.
Así logramos ver a los perredistas de amarillo; a los panistas de azul y a los priistas de rojo, por citar a algunos de ellos. Lo cual es un distintivo, más en campañas políticas, donde la gente los identifica, señala y comenta lo que hacen y dejan de hacer.
Los tiempos políticos cada vez son más amargos, porque mientras las fuerzas económicas concentradas en las Cámaras empresariales se pronuncian por un incremento medido del salario mínimo, los legisladores federales se despachan con la cuchara grande.
Mientras para la reconstrucción de las zonas afectadas por los sismos los recursos no se liberan aún del FONDEN, las tarjetas de apoyo han sido clonadas.
Y con la cuesta de los meses electorales que vienen junto con pegado en 2018, son sectores focalizados los que son beneficiarios de los dineros vía el INE y los partidos políticos.
Casas encuestadoras encueran literalmente al ciudadano, lo exprimen al máximo para conocer por quienes vamos a emitir el voto, donde casi siempre los indecisos son más, y nunca determinan una elección; se quedan tal cual, indecisos.
Demasiadas tentaciones en el Frente Ciudadano que aglutina a solo tres protagonistas y un número indeterminado de fieles adoradores de un cambio en el esquema de un nuevo engaño.
Ni el PRD soltará la candidatura presidencial para Ricardo Anaya, a cambio de la correspondiente a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México para Alejandra Barrales; antes se hace añicos el Frente, y se culpa al gobierno de incidir en el descarrilamiento de ese dislate.
A toda acción obedece una reacción, aunque esta no sea equiparable en el mismo sentido y circunstancia en la cual se da la primera. Por ello vemos alejándose de la realidad a Enrique Ochoa, de los liderazgos que se deberán de construir en la unidad que permea en los gobiernos locales priistas, la mayoría de ellos siempre priistas.
Las declaraciones del exdirector de la CFE, y ahora aspirante a convertirse en el nuevo director de PEMEX, pasan más por las ocurrencias, que por la necesidad de comunicar; diciembre, por supuesto que enmarca fecha fatales para las definiciones políticas; de eso no hay escapatoria, como tampoco de pagar puntualmente el recibo de luz, mensual o bimestral, si no nos quedamos como están en gran parte del país, a oscuras.
Se quedarán varias Secretarias de Estado con nuevos titulares el último año de la administración del presidente Peña Nieto, integrando lo que suele llamarse el libro blanco, ese que deberá quedar concluido a más tardar en agosto de 2018.
Pemex y CFE pueden estar también en la lista de los organismos ahora denominados productivos del Estado, que cambien de dirección, donde se supone el claro planteamiento de objetivos al inicio de cada sexenio.
No nos equivocamos una sola vez en la vida y de un solo tema; solemos tropezarnos a diario, enmendar el camino, eso es lo que hace falta ante la inoperancias de las reformas, que han dejado demasiados dolientes,  no únicamente en noviembre.
Blanco es tan transparente como el agua; negro es tan rudo y crudo como la realidad que vivimos, los enormes contrastes de las desigualdades sociales por motivos económicos.

En primera línea

Lo que nos faltaba, un rector en funciones, el de la Universidad Autónoma de Morelos con orden de aprehensión, por probable enriquecimiento inexplicable.
Lo que llama la atención es el otro lado de la moneda, el empobrecimiento inexplicable de millones de mexicanos de a pie, que sudan la gota gorda todos los días más de 12 horas de jornadas de trabajo, sobre todo en el campo.

  • OPINIONES

Historia Previa

Barandilla: El tratado renegado
error: Content is protected !!