Loading

Trump elogia a Duterte; no menciona la violación de derechos humanos

MANILA, FILIPINAS— En las postrimerías de su extensa gira por Asia, el presidente de Estados Unidos presionó una vez más por conseguir acuerdos comerciales equitativos y apoyó priorizar públicamente los intereses estratégicos sobre los derechos humanos, declinando así llamar la atención sobre la violenta guerra contra las drogas dirigida por su anfitrión filipino.
Donald Trump elogió repetidamente al presidente Rodrigo Duterte, llamándolo por su nombre de pila, compartiendo un chiste sobre los medios de comunicación e incluso elogiando el clima de Manila. Lo que no hizo fue lo que muchos predecesores han hecho antes: subrayar las violaciones de los derechos humanos en otros países.
Duterte ha sido criticado por grupos de derechos humanos por su sangrienta ofensiva contra narcotraficantes y drogadictos. Esa guerra contra las drogas ha incluido ejecuciones extrajudiciales. El mandatario filipino incluso se ha jactado de haber matado gente con sus propias manos.

Trump pasa apuros con un apretón de manos en cumbre

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es conocido por sus largos, y a veces agresivos, apretones de manos a otros líderes mundiales. Pero  una cumbre internacional en Filipinas, pasó algunos apuros momentáneos con un tipo de saludo diferente. Trump, de visita oficial en Manila, asistió a la ceremonia de apertura de la conferencia de Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).   AP

  • MUNDO
error: Content is protected !!