Loading

Alarifes protestan contra Alonso Medina por obra

Los líderes del Sindicato Nacional “17 de Febrero” arremetieron contra el dirigente

Con pancartas y un paro de labores fue como inició la mañana de ayer, donde trabajadores alarifes de una nueva agrupación externaron su inconformidad contra el líder del Sindicato Único de Alarifes de Carmen, Alonso Medina López, por acaparar todas las obras de la ciudad.
Ante ello, surge el Sindicato Nacional “17 de Febrero”, adherido a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), en el que se agruparon aluminieros, pintores, albañiles y tablaroqueros, quienes exigen que se les dé trabajo en la construcción de un OXXO en el fraccionamiento Villas de San José, así como en 16 más, por lo que denuncian que Alonso Medina López, “Cayito”, es quien mantiene el monopolio de la construcción y no brinda trabajo.
Esta recién formada agrupación está integrada por Rodrigo Sosa Cano, como secretario general; además de Pedro Cruz Villacís, José Ángel Carrillo Torres y José Humberto Gómez Badillo, quienes señalaron que no permitirán más abuso por parte del líder de los alarifes de Carmen, esto pese a que pertenecen a la misma Federación Local de la CTM.
Por su parte, Cruz Villacís aseguró que en la ciudad se colocarán 16 nuevas tiendas de conveniencia Oxxo, de las cuales Medina López ya se adjudicó todas, sin darles ni una tajada del pastel a esta nueva asociación, pese a que en Carmen no hay trabajo en materia de construcción y otros no cuentan con contratos.
Horas más tarde, al sitio también arribó con documentos en mano el hijo del líder de los alarifes carmelitas, quien les demostró estar legalmente constituido como sindicato y ostentan el contrato colectivo de trabajo, por lo que debieron levantar el plantón en punto de las 10 de la mañana.
Sin embargo, los líderes del Sindicato Nacional “17 de Febrero” de nueva cuenta arremetieron contra Medina López, al señalar que en esas construcciones tiene trabajando a gente de Puebla, Veracruz y de la Ciudad de México, donde los trabajadores carmelitas son contados.
“Él desplaza la mano de obra local y paga lo que quiere”, gritaron en medio de la disputa por el trabajo los inconformes.
Después de tres horas de bloqueo, los líderes de los sindicatos decidieron retirarse del lugar y señalaron que será ante las autoridades correspondientes donde se arregle esta situación, pues el gobierno no debe permitir prácticas monopólicas, ni mucho menos se desplace la mano obra local.   VMG

error: Content is protected !!