Loading

Menonitas, los deforestadores de Campeche

No cuidan la tierra, aprovechándose de la necesidad económica de ejidatarios: APU

Los menonitas son los principales deforestadores de Campeche porque su mentalidad no les permite comprender el daño que le hacen a la tierra, reconoció el gerente de la Comisión Nacional Forestal, (CONAFOR) Alonso Pacheco Ucán, y aceptó que los ejidatarios venden o rentan sus tierras a este grupo étnico por necesidad económica.
Informó que en el 2016 se registraron 21 incendios, mientras que en el 2017 fueron 29, principalmente en el Municipio de Hopelchén, que “nos ha dado dolor de cabeza”.
Aunque aceptó que esto se debe “lamentablemente al tipo de gente que tenemos ahí; los menonitas no nos ayudan, no tienen la cultura, ellos son los deforestadores de este Estado”.
Añadió que hacen una labor de prevención y sostienen pláticas con ellos. Sin embargo, aseguró que “no funciona. Esa gente tiene una mentalidad de trabajar, deforestar, trabajar, cosechar, vender y si es complicado”.
Expresó que tanto la CONAFOR como las propias autoridades de las entidades buscan incidir en esta práctica, aunque los comisarios ejidales de las zonas en donde están establecidos los “buscan para vender su tierra”.
Cuestionado si los menonitas se aprovechan de la necesidad económica de estas personas, reconoció que “es correcto”.
Por otra parte, expresó que este año será muy atípico, por lo que se esperan posibles siniestros si no se acatan las medidas preventivas en las quemas; ayer entró un norte, “un frente frío al sureste, nos ayuda mucho, pero es un año muy activo, de mucho calor, ya lo estamos viviendo”.
Indicó que la CONAFOF cuenta con el personal capacitado y mantienen una campaña permanente con todas las Direcciones de Protección Civil, además de los cursos de capacitación y coadyuvan con el Gobierno del Estado y la CONAMP. “Es muy importante la labor de sensibilización de nuestras ejidatarios, de nuestra gente que vive allá, para que tengamos mucho cuidado”.
La dependencia federal cuenta con 30 combatientes, más los 140 que aporta el Gobierno del Estado para sofocar los incendios.
De los incendios en la Entidad, consideró que se pueden llamar provocados, porque “la gente está acostumbrada a quemar su milpa dos, tres, cinco hectáreas, le prenden fuego, es una cultura que está permitida en la ley, desafortunadamente no trabajan con las guardarrayas, brinca el incendio y una chispa agarra y se queman hectáreas de pastizales o de bosques”.
Manifestó que le sale más barato a los ejidatarios quemar sus parcelas que “a meter un tractor; es algo cultural”, apuntó.
De la reforestación, dijo que la Comisión “tiene contemplada mil hectáreas anuales, que es el compromiso a través del Gobierno Federal. Obviamente se suma el trabajo que viene realizando la Smarnatcam del Gobierno del Estado con 300 a 400 hectáreas al año; estamos hablando de mil ,500 hectáreas”.
Agregó que aparte manejan 850 mil plantas, como el chicozapote, que se donan a las escuelas y a los propios comisarios ejidales, “siempre y cuando tengan tierras que han sido deforestadas, que ya tienen muchos años”.
Estas plantas si se utilizaran en acciones de reforestación, permitiría cubrir otras mil hectáreas, finalizó.  WCV

  • CAMPECHE

Historia Previa

Devastadas mil 686 Has.

Historia Siguiente

Protestan trabajadores del INAH
error: Content is protected !!