Loading

Desangeladas

Así marchan las campañas políticas.

Hay casi tres mil 500 candidatos en las calles en el Estado de Campeche y si escucha usted hablar de 10, son muchos.
La gran mayoría pasa por su casa y a los 10 minutos ya no recuerda su nombre.
Están muy “tristonas”, les hace falta alegría y “pegar”, impactar, entusiasmar en el electorado. Quizá sean los problemas relacionados con la sobrevivencia económica, como el constante aumento a los precios de las gasolinas.
Pueden argumentar también que apenas van en los primeros 15 días. Sin embargo tuvieron valiosos tres meses los equipos de campaña para planear estrategias, tirar mensajes y prepararse los candidatos para hacerse notar.
Cierto que son las dos primeras semanas, pero es el primer cuarto de tiempo, porque el partido termina tres días antes de que finalice junio. Esto es, faltan menos de 50 días para la elección.
Seguramente los equipos ya se dieron cuenta de lo que está ocurriendo, lo que puede obedecer a varios factores: la falta de credibilidad en la clase política; las propuestas y planteamientos de los candidatos son las mismas que vienen escuchando desde lustros atrás, sin ver mejoría en su calle o colonia o de los servicios públicos en general; la fiscalización en tiempo real, que ha inhibido el despilfarro de recursos de otros procesos, al menos públicamente; que muchos de los hoy candidatos en las intercampañas prefirieron echarse en su hamaca a mecerse; y, hay que decirlo, no han tenido la capacidad de penetrar, de generar empatía.
Circunstancias que por lo mismo no ha generado ese entusiasmo de otras elecciones, de la pasada por ejemplo.
Un punto más: hay candidatos que andan despistados, van por una diputación y andan prometiendo servicios públicos, regularizar predios y obras, pero los ciudadanos no se dejan engañar, saben qué puede cada quien, por eso los ignoran o enfrentan.
Es consecuencia de que los partidos políticos se los sacaron de la manga para llenar sus listas, para que las prerrogativas lleguen completas.

Pregunta

¿Qué candidato a la alcaldía de Campeche no comprobó gastos de campaña cuando representó las siglas y colores del Partido de la Revolución Democrática?

Campañas de temor

Como si no fuera suficiente la violencia por la que atraviesa este país, por si hiciera falta más mexicanos (casi 300 mil en las últimas dos administraciones) y políticos muertos (90 de septiembre a la fecha), el discurso de los candidatos a la Presidencia de la República en los días recientes están enfocados a generar más incertidumbre, temor y enfrentamientos.
Esto ya rebasó la competencia electoral, tomando otro camino.
Paralelo a los mensajes, que nada tienen que ver con generar simpatías, la guerra sucia está a todo lo que da. Todos andan el mismo tenor, desde quien promete mochar manos, hasta Margarita Zavala. Reprobable que esté ocurriendo esto.
Los llamados de los consejeros del Instituto Nacional Electoral y del presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a la cordura, a no seguir sembrando temor, no se hicieron esperar.
“México no puede sucumbir en la coyuntura de ningún proceso electoral, mucho menos sumirse en la contemplación pasiva de la violencia y la impunidad”, afirmó Luis Raúl González Pérez, quien condenó “la crispación, polarización, incertidumbre y violencia política bajo cualquier forma que se presente.”
Los ejercicios democráticos, enfatizó, deber ser ocasión para encontrar vías de salida a los problemas que enfrentamos, no rutas rumbo a callejones sin salida de violencia, intolerancia y división.
Demandó que las fuerzas políticas eleven el nivel de la discusión y que todos los sectores sociales y todas las personas tengamos altura de miras para ver propuestas de debates en que se confronten ideas, no personas.
Y llamó a dejar atrás los discursos de odio, que dividen.
Los candidatos no solo han ignorado el llamado, sino que han intensificado los discursos y spots en ese tono.
En el pecado llevarán la penitencia; luego no se quejen.
Ojalá no se arrepientan de lo que hoy andan promoviendo y provocando, unos por conservar y otros por querer obtenerlo, sin reparar en la difícil situación en la que hoy está el país.

Se le va a caer

Si insiste en no pedir licencia, pero sobre todo en usar personal y recursos del Ayuntamiento de El Carmen en su campaña, como acusan dirigentes del PRD, PRI y del PT, a Pablo Gutiérrez Lazarus se le puede caer la candidatura en cualquier momento.
No está tomando en serio las disposiciones de la autoridad electoral, en el sentido de hacer proselitismo solo en días y horas inhábiles, además de que se ha adueñado de las estructuras para espectaculares para promover su candidatura, negándole los espacios a quienes contienden también por el mismo puesto.
Acisclo López, candidato del PRD; Miguel Gutiérrez, del PT; el dirigente del PRI municipal, Enrique Acosta y el independiente, Pedro Hernández, acusaron que el edil en campaña se está aprovechando del cargo para emplear trabajadores y recursos (como los vehículos) para su labor de proselitismo, violando la Ley Electoral.
Sin embargo, hasta ahorita todo ha quedado en denuncia pública, cuando tienen la obligación de hacerlo ante el Instituto Estatal Electoral.
A ver cuándo.

Robos y más robos

Sigue fallando la estrategia de seguridad.
Si bien es cierto que no se puede tener un policía por habitante, la impresión que hay es que los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública están más dedicados a imponer infracciones, que a combatir la delincuencia.
Los delincuentes son cada día más peligrosos. Es común actualmente que saquen armas blancas y de fuego para asaltar; lo hacen a cualquier hora del día y en cualquier sector de las ciudades de este Estado.
Pasó a la historia que el Centro Histórico y los barrios tradicionales estaban exentos o los casos eran raros. Hoy la situación es similar que en las colonias populares, en varias de las cuales los vecinos se quejan que no saben de vigilancia de las corporaciones policiacas.
Pareciera que el trabajo se lo están dejando a las cámaras de vigilancia; lo malo es que éstas no abarcan toda la ciudad.

No me defiendas

Continúan pasando los años del fraude del que fue acusado el dueño de Oceanografía, Amado Yáñez, que propició la intervención y el cierre de la empresa, y centenares de trabajadores siguen sin recibir las indemnizaciones que por ley les corresponden por los servicios prestados. Literal: los dejaron colgados de la brocha.
A la banca, dizque defraudada, ya le resarcieron los daños.
Las compañías con las que también tenían adeudos ya se cobraron con embarcaciones y otros bienes.
La empresa fue intervenida y se dejó a cargo del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), cuyo personal los primeros meses de estancia en Ciudad del Carmen resolvió el asunto de los trabajadores a medias y así permanece a la fecha.
Tal parece que esa era la finalidad, resolver el asunto de las empresas afectadas con la operaciones fraudulentas, y a los trabajadores hicieron como que los tomaron en cuenta y allá están, son los más perjudicados, pues se quedaron sin empleo y sin la indemnización que por ley les corresponde, cuando el SAE es un organismo del Gobierno y debió velar por que se les cumpliera también; de hecho debió ser la prioridad.
Amado Yáñez ya está libre y la empresa le ha sido regresada, mientras que los trabajadores están a la bendición de Dios, con su peregrinar sin fin, ni beneficio para ellos. Les seguirán dando largas y más largas, hasta fastidiarlos para desistir.
Qué friega le acomodaron y queda todavía la duda de si se trató de un asunto meramente político.

Datos que pegan

De acuerdo con el Coneval, en los últimos 25 años el ingreso de los hogares se ha mantenido prácticamente igual.
El ingreso corriente por persona al mes en 1992 era de 3 mil 508 pesos –en términos reales–, prácticamente lo mismo reportado para 2016, cuando fueron 3 mil 628 pesos. Hubo una recuperación entre 2014 y 2016, pero su lento crecimiento no permitió hacer frente al repunte de la inflación registrada en 2017.
Lo anterior explica porque no hay crecimiento ni desarrollo; porque no mejoran las condiciones de vida de la población.

Si no hay circulante, la economía no se mueve.

Tan grave es eso, como que a la población, a pesar de trabajar más, hasta dobles turnos los papás, ven cero crecimiento en sus estadios de vida; solo crecen las deudas y los precios.
Se puede aspirar a vivir mejor, pero queda en eso, porque la inflación siempre va adelante de los salarios, que suben tres pesos una vez al año, salvo en el 2017, que aumentó dos veces, sin dejar de ser lo que sigue de raquítico.
El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social detalla que el acelerado crecimiento de los precios “ha generado una pérdida en el poder adquisitivo, evidenciado en el crecimiento del porcentaje de la población con ingresos laborales inferiores a la línea de bienestar mínimo, por lo que de seguir esta tendencia se pondrían en riesgo los avances de los años anteriores sobre la pobreza en México”.
Por eso en tono sarcástico muchos responden a los funcionarios federales cuando afirman éstos que se ha reducido la pobreza extrema; que así es, porque ya se murieron quienes estaban en esas condiciones.

Tiran el dinero

Varias calles recién hechas y otras terminadas el año pasado, ya están rotas.
Unas, por la mala calidad del material utilizado; otras, porque brotaron fugas de agua, llegó personal del Sistema Municipal de Agua Potable (SMAPAC), rompió el concreto hidráulico o el asfalto y así lo dejaron.
Un ejemplo de estas arterias es la calle Uruguay, entre avenida Gobernadores y calle 16, donde un hoyando ya tiene más de 50 centímetros de diámetro y sigue creciendo; otro es la calle 14, entre la iglesia del Perpetuo Socorro y el mercadito de San Román.
Qué lástima.

En pocas líneas

RECONOCIMIENTO PARA el Tecnológico de Calkiní, pero sobre todo a la alumna Alejandra Sánchez May, quien participará en Israel en el programa Talentum Universidad. Representará a Campeche y fue seleccionada por su mérito académico de entre 14 mil estudiantes…DICEN QUE no se han incrementado las tarifas en el transporte público, pero ya los taxistas cobran más. ¿Cómo reclamarles cuando la gasolina y las refacciones cada vez son más caras?…LA PARADOJA, el Parque de las Banderas luce casi todo el año sin las mismas y la estatua del Pescador con su cayuco, que está al otro extremo del mismo sigue esperando que le regresen la red y el agua…

  • OPINIONES
error: Content is protected !!