Loading

Industria pesquera al borde del colapso

Perdió competitividad y rentabilidad, advierte CANAINPESCA

El sector pesquero perdió competitividad y rentabilidad, por lo que el Gobierno debe de canalizar apoyos o instrumentar programas en beneficio de la actividad o será una industria que colapse, con el riesgo de volvernos una nación importadora, advirtió el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera y Acuícola (CANAINPESCA), Humberto Becerra Batista, al señalar que actualmente genera una derrama de 38 mil millones de pesos que impactan en la cadena productiva de los 262 Municipios costeros del país.
Advertió que están dispuestos a tomar posiciones más fuertes para que se les escuche e incluso presionar, si lo solicitan las delegaciones del país, como Campeche, para la reapertura de las zonas exclusivas en el área de plataformas petroleras que anunció en 2016 el presidente Enrique Peña Nieto.
Tras sostener una reunión con los empresarios e incluso con los representantes de las cooperativas de ribera, manifestó que hasta el momento no conoce el estudio que se haría para determinar la captura en la reapertura de las áreas restringidas por Petróleos Mexicanos (PEMEX) por un barco BIPO y cuya propuesta se entregó el 28 de abril al Instituto Nacional de la Pesca, para que la Comisión Nacional de Pesca lo exponga ante el sector productivo.
Incluso demandó propuestas concretas de los candidatos presidenciales para la industria pesquera del país, no planteamientos generales, ya que es necesario reordenar la actividad ante las condiciones en que se encuentra por la pesca ilícita, los robos y la disminución del apoyo que recibe del Gobierno.
Argumentó que Japón otorga a su flota pesquera un subsidio de cuatro mil millones de dólares, mientras que en México se destinan 288 millones de dólares, tanto para la pesca de altura, como la ribereña.
Enfatizó que con poco se aporta más y ejemplificó que las familias mexicanas pueden adquirir una lata de atún en 13 pesos, la cual no se consigue en ningún otro país.
Señaló que la pesca no es como la pizca, pues es una actividad de alto riego, por las condiciones climáticas, los asaltos, el cambio climático, aunado al incremento en el precio del combustible que afecta el costo de producción de todas las pesquerías.
Indicó que en el Pacífico a mediados de enero del presente año se paralizó la actividad durante tres meses y el 60 por ciento de la flota estuvo amarrada en los muelles y por consiguiente hubo menos empleo y menor derrama económica.
Señaló que el año pasado el costo del diésel marino era de 10 pesos por litro, por lo que con el apoyo quedaba en 8.50 pesos; sin embargo, ahora con un precio de 20 pesos, más el apoyo, es de 16 pesos con 50 centavos, lo que impacta en la competitividad, ya que en Estados Unidos el precio es de 10 pesos el litro y en Ecuador de cinco pesos, países que inciden con México en la producción de camarón y atún.
Ofreció todo su respaldo a la Delegación Campeche de la CANAINPESCA para las medidas que tenga que tomar y que se permita pescar en las áreas restringidas de las plataformas petroleras, las que se debieron abrir de nueva cuenta ante el anuncio que hiciera en el 2016 el presidente de la República.  WCV

  • CAMPECHE
error: Content is protected !!