Loading

Grupo de científicos elaboran interfaz para descubrir fatiga mental

A través de señales que se interpretarán en la escala de Stanford

CDMX— Un grupo de especialistas de dos instituciones mexicanas desarrollaron una interfaz cerebro-computadora no invasiva capaz de detectar fatiga mental.
El proyecto consta de una diadema con electrodos, los cuales se conectan a la corteza cerebral, al tiempo que mantienen una conexión inalámbrica a una computadora, dijo la maestra Nataly Medina Rodríguez, del Centro de Enseñanza Técnica y Superior (CETYS) Universidad, campus Tijuana.
“Lo primero que sucede es que la interfaz detecta el cambio eléctrico de las neuronas que están en la zona, esto es prácticamente una señal eléctrica”, detalló.
En entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), Medina Rodríguez explicó que dicha señal se transmite de manera inalámbrica a una computadora.
En la máquina, destaca, se realiza un proceso, primero centrado a la señal, para eliminar ruidos, y después clasificar las señales con base en un patrón.
Identificados los patrones cerebrales, son comparados con una línea base, en tanto, las nuevas señales se clasifican de acuerdo a la escala de somnolencia de Stanford.
De acuerdo con la maestra, la escala de Stanford mide en unidades del uno al 10, donde uno es el estado cognitivo normal del paciente y el número 10 es casi un estado de somnolencia en el que puede registrarse la pérdida del conocimiento por sueño.
Nataly Medina detalló que los primeros experimentos realizados fueron en torno al cansancio tras la realización de actividades mentales, como exámenes que conllevan procesos matemáticos.
“Se observaba que las señales tenían cierto comportamiento al momento de estar elaborando estos exámenes, y la hipótesis fue que precisamente en actividades mentales y cognitivas de este tipo, al momento de cambiar, por ejemplo, el patrón cerebral, una vez analizadas las pruebas, el cerebro tiende a relajarse pero no como estaba
antes”, apuntó.
Las primeras pruebas demostraron que tras un proceso de presión, el cerebro vuelve a relajarse pero no regresa a su estado original, esto fue considerado por los especialistas como fatiga mental.
Para determinar un índice de fatiga mental, Medina Rodríguez diseñó algoritmos que permitieran clasificar las señales enviadas desde la diadema con electrodos e interpretarlas con base en la escala de sueño de Stanford.
La innovación fue hecha por integrantes del Centro de Enseñanza Técnica y Superior (CETYS) Universidad y del Centro de Investigación y Desarrollo de Tecnología Digital (CITEDI), del Instituto Politécnico Nacional (IPN).  NOTIMEX

error: Content is protected !!