Loading

A consulta, el futuro del Nuevo Aeropuerto

Cancelarlo costaría 100 mmdp y afectaría el Presupuesto 2019: Jiménez Espriú

CDMX – El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, y su equipo de colaboradores presentaron el dictamen técnico sobre la viabilidad del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) que contempla dos opciones: continuar con la construcción actual en Texcoco o detener la obra y construir dos pistas en la Base Aérea de Santa Lucia.
En conferencia de prensa, López Obrador llamó al pueblo de México a “que nos ayude a resolver sobre este asunto complicado, difícil, que heredamos, pero que tenemos que enfrentar de la mejor manera posible”, para lo cual se realizará una consulta pública en octubre.
Javier Jiménez Espriú, propuesto como próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, refirió que ambas opciones tienen puntos a favor y en contra por lo que es necesaria una amplia consulta con especialistas y ciudadanos, aunque señaló que de acuerdo con el Instituto Tecnológico de Massachusetts no es viable operar dos aeropuertos de manera simultánea como sería con la segunda.
Explicó que la primera alternativa tiene a favor la cercanía a la capital del país, crearía un gran centro de operaciones y de proyección internacional, además de que existe el financiamiento al 75 por ciento de la inversión y posibilidades de financiar el resto con ingresos de los aeropuertos actuales.
Cancelar las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) en el Lago de Texcoco costaría 100 mil millones de pesos y esa decisión generaría un impacto en los mercados financieros, así como en el Presupuesto de 2019, informó Jiménez Espriú, próximo titular de la SCT.
Sin embargo tiene como inconveniente mayor costo de construcción, el cual se ha incrementado de 169 mil millones de pesos en 2014 a 300 mil millones de pesos a este año; implica altos costo de mantenimiento aún por determinar, retraso de por lo menos cuatro años en la construcción y mayor riesgo en el inicio de operaciones, ya que se debe “encender un aeropuerto y al mismo tiempo “apagar” el otro.
Dijo que otros puntos en contra de la primera opción serían el impacto ambiental, como la transformación del Lago Nabor Carrillo, además de incrementos en tarifas aeroportuarias con repercusión en los costos del pasaje.
NOTIMEX

  • EL PAÍS
error: Content is protected !!