Loading

¡Mujeres que hacen historia!

María de Lourdes Suárez Diez de Márquez

POR: SOCORRO QUIJANO VILLANUEVA

segunda y última parte

En la introducción de su última obra explica la Dra. Suárez: “El estudio de los documentos escritos o pintados, especialmente de los siglos XVI y XVII en el área del Altiplano de México, es un camino para la interpretación y reconstrucción de sus culturas, sobre todo cuando estas crónicas han sido recopiladas por testigos cercanos a los acontecimientos que nos relatan. Por esta razón fray Bernardino de Sahagún es uno de los cronistas más importantes de los pueblos mexicas asentados en Tenochitlan, dentro de la laguna de Texcoco, ya que tuvo acceso al conocimiento de éstos de manera cercana y fidedigna, pues sus informantes vieron funcionar la cultura y estuvieron inmersos en ella.
Entre la enorme información que recibió el cronista se encuentra mencionado el material de concha, al que los grupos del Altiplano dieron múltiples usos, y muchas veces formó parte de su complejo sistema religioso, con una fuerte carga simbólica.”
Para entender la importancia de la figura y del trabajo de Lourdes, basta contemplar el panorama cultural en el México de hace 50 años en el que muy pocas mujeres estudiaban carreras universitarias como la de Arqueología y la maestría y el doctorado en Antropología, lo que ha llevado a Lourdes a viajar por todo el mundo y a visitar los principales museos. Sus clases son una delicia, es la historia encarnada en la comprensión profunda de nuestro modo de ser y por qué no decirlo, también de nuestra ignorancia en muchos temas que ella domina.
La línea del tiempo histórico la hemos recorrido varias veces en estos años de mayor cercanía y amistad. Lourdes conoce también el sufrimiento y el dolor de la enfermedad pero se sobrepone con una voluntad y una entrega admirable. En el paseo a la exposición de Pedro a Francisco, el comentario de las asistentes fue que se le veía el cansancio y desde que salió de su casa estaba indispuesta, pero, se sobrepuso y llevó al grupo a gozar de las mejores obras artísticas de la exposición del Vaticano.

En la docencia

La conocí hace unos 30 años en el Colegio Yaocalli donde ella daba clases de Historia, aprovechando la vuelta de ir a dejar a su hija Fernanda a la escuela e invitada por su amiga la Dra Lucina Moreno-Valle (autora de la Colección Lafragua), otra historiadora de mucho prestigio que dirigía la institución en donde yo también trabajaba.
Lourdes ha dado cátedras en la Escuela Nacional de Antropología e Historia de : Arqueología de Occidente a nivel maestría; Seminario de Occidente de México, Materiales arqueológicos, especialidad concha, a nivel licenciatura y maestría; en la UNAM en Filosofía y letras (Colegio de Estudios Latinoamericanos ) la de Estudio de los pueblos Precolombinos de 1981 a 1995.
En la universidad de Paris-Pantheon-Sorbonne- U.F.R. D´HISTOIRE DE L´ART ET ARCHAEOLOGIE la cátedra Material arqueológico de concha, a nivel maestría y doctorado, materia que también impartió en la Academia de Ciencias de Cuba.
En la Universidad Panamericana en Ciudad de México, dictó : Culturas Prehispánicas de México de 1986-2009 e Historia Universal de 2000 a 2009.
La Academia Mexicana de Ciencias Antropológicas la tuvo como su catedrática en el Curso Superior de Materiales Prehispánicos de Concha, diferentes usos de la concha, rutas de intercambio y la concha en los Códices y la concha en los museos.
Medio centenar de Congresos nacionales e internacionales con ponencia ilustran su amplio curriculum y no dejan duda de su vibrante participación en los aerópagos donde se gesta la cultura de nuestro pueblo. Sus 14 libros publicados, todos agotados y cuatro reeditados, las obras coordinadas y los más de 30 artículos científicos publicados nos confirman que estamos ante una autoridad en el estudio de la Concha.
Entre sus trabajos especiales tenemos el Rescate del Monumento a Ramses II, Abusimbel, Egipto; análisis de 22 mil objetos manufacturados en concha procedentes de la presa Adolfo López Mateos, Guerrero-Michoacán , la Asesoría en la catalogación de 46,147 piezas de colecciones particulares para registro arqueológico de bienes muebles y el programa para la declaratoria de zona arqueológica patrimonio de la humanidad: a) Levantamiento topográfico de la zona arqueológica de Teotihuacan y b) Levantamiento topográfico de la zona arqueológica de Tula.
Múltiples comisiones arqueológicas y académicas. Es miembro: del Colegio Mexicano de Antropólogos, Sociedad Mexicana de Antropología, Biologist Archaeologist Institute, Nederland; International Council for Archaeozoology ICAZ, Estados Unidos; Society for American Archaeology, Estados Unidos ; Sistema Nacional de Investigadores desde 1985 a la fecha; International Biographical Centre Cambridge CB. England y de la Academia Mexicana de Ciencias Antropológicas desde 2006.

Reconocimientos recibidos:

Premio Maestro Rafael Ramírez, SEP, 2006; Premio Rey Juan Carlos I de España. 5º. Centenario 1492-1992; Hija predilecta de Juchitepec, Estado de México; Reconocimiento del INAH en 2011 por 35 años de trabajo; Premio Coatlicue, a la mujer más distinguida del año 2012; Premio Mariano Altamirano y reconocimiento por 40 años de trabajo en la investigación, INAH, 2015 y actualmente, Profesora-Investigadora Emérita del INAH a partir del 28 de febrero de 2012.
Quiere morir dando clases, nos lo ha dicho y, para quienes sabemos lo que esto supone, no tenemos más que reconocer en ella a una mujer que ha trascendido su época, porque ella ha escrito en buena parte la historia de nuestro pueblo y conociendo nuestro pasado y nuestro presente no le teme al futuro ni a la muerte. Sabe que al final está Dios y que el cielo la espera.
Deseamos tener a Lourdes aún por mucho tiempo y que nos explique más sobre sus últimos hallazgos y que con su sabiduría nos devuelva el optimismo cuando alguna lo pierda, con su agradable sonrisa nos diga: el mundo no es peor que antes ¡vamos caminando!
Nota: Fray Bernardino nació en España en la población de Sahagún, dentro de la provincia de León, posiblemente en 1499. Llegó a la Nueva España en 1529 y permaneció en ella hasta su muerte, acaecida en 1590. Desde su llegada, Sahagún quedó impactado por el mundo que se le presentó. Todo lo vio, todo lo indagó, todo lo contempló, todo lo estudió, todo lo registró. Estudió el náhuatl para poder entenderse con la sociedad que lo rodeaba. Reunió ancianos, intérpretes y discípulos de Tlatelolco para recopilar datos; consultó manuscritos indios y elaboró documentos en los que describió minuciosamente las cosas del Nuevo Mundo. Por ello se le considera el primer gran etnógrafo, lingüista y recopilador de la literatura nahua. El trabajo del fraile franciscano posee un valor científico y una belleza excepcionales, tanto como obra etnográfica e histórica como literaria, sin paralelo en la cultura americana del siglo XVI.
En 1558 fue nombrado provincial de la orden franciscana fray Francisco Toral, quien ordenó a Sahagún que escribiera en lengua mexicana lo que considerara útil para el acrecentamiento del cristianismo entre los indígenas. Obedeciendo la orden del provincial, Sahagún inició su obra posiblemente ese mismo año en Tepeapulco, cabecera sujeta al reino de Texcoco; allí compiló el documento que más tarde se llamaría Primeros Memoriales.
La selección que hace Francisco del Paso y Troncoso de 88 folios del Manuscrito del Palacio (folios 250r al 303v) y del Manuscrito de la Academia (folios 51r a 85v) representa la primera etapa de las investigaciones de Tepeapulco, las cuales, corregidas y organizadas constituyen los Primeros Memoriales .
( Tomada de las p. 15 y 16 de Conchas y caracoles en las pictografías de la obra de Fray Bernardino de Sahagún).

error: Content is protected !!