Loading

Pablo Gutiérrez, un mal ejemplo; solo fomenta el odio entre servidores: RE

Un mal ejemplo ha hecho evidente el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus en su actual administración municipal, pues no respeta las leyes y fomenta el odio en contra de otras autoridades, por lo que entre los funcionarios y empleados que trabajan para el no existe el respeto hacia los propios servidores públicos y ciudadanos.
Lucía Florentina Rodríguez Ehuán, secretaria general del Comité Ejecutivo Estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), lamentó que entre los propios servidores públicos existan golpes y gritos de violencia, así como la postura del Cabildo y del presidente municipal para defender al Ayuntamiento del Carmen, la cual este en mancillada y es violentada por cualquiera, y nadie sale a la defensa de esta institución tan grande, que es quien le da la tranquilidad y la certeza jurídica a la isla.
“Creo que no es la persona, sino son los cargos, eso son las instituciones, y veo hoy el espectáculo que arma un servidor público y que nadie haya salido a defender a ese situación; es bastante lamentable, porque no hemos visto a un presidente municipal que haya salido a decir que se han iniciado investigaciones para ver quién ha estado violentando el derecho que tiene un Síndico Jurídico, de acudir a cualquier oficina pública en el Ayuntamiento para tocar temas relacionados con su trabajo” subrayó.
Asimismo, culpó a edil de ser el autor de este tipo de show que ha sido provocado también en parte por el, que en lugar de estar en sus funciones hoy está viendo sus impugnaciones del nuevo cargo que cree poder ostentar. “Creo que esta falta de capacidad del alcalde ha dado mucho que desear, pero además ha violentado en la ley y ha sido un presidente que va a pasar a la historia por ser el máximo violador de las leyes municipales en este municipio”, enfatizo.
Concluyó diciendo que es triste ver que mientras los empleados se golpean, el edil este enfocado en buscar su reelección, sin darse cuenta del daño que le está haciendo al pueblo carmelita, al llamarlo a la confrontación, pero sobre todo a no respetar a las instituciones, mismo que el encabeza, pero que está llena de irregularidades y plagada de corrupción.  VMG

error: Content is protected !!