Loading

Siempre hay otros: UNAM, los porros y un caos planeado

La corrupción no vive en el ambiente, la difunde como peste el mal gobernante.
José Vasconcelos

Ni la licencia negada y luego concedida a Velazco, que cayó como balde de agua helada en los radicales de MORENA, que brinca del Senado a su Estado, ni los cinco minutos de circo de Noroña en la Cámara de Diputados lograron distraernos de lo que sucede en la Máxima Casa de Estudios del país.
Mi alma máter, donde hice mis estudios en la Facultad de Derecho de 1982 a 1987, ya estaba en esos años permeada por grupos de porros, sin oficio, pero con muchos beneficios.
El control de las denominadas islas, los estacionamientos y en esos años el narcomenudeo, solo de mariguana, olores que percibíamos por las noches en nuestras caminatas para alcanzar el camión después de la última hora de clase de 7 a 8, desde Derecho hasta Insurgentes sur.

Más información en la versión impresa…

  • OPINIONES
error: Content is protected !!