Loading

Perdonar al enemigo, prueba de la gracia del Señor: Elizondo

Los milagros ahora son morales y perdonar al enemigo es prueba de la gracia del Señor y de su omnipotencia, así como también la fe y devoción que se profesa al Cristo Negro Señor de San Román por parte de los asistentes a la misa para que transmitan esa bendición, planteó el obispo de la prelatura de Cancún-Chetumal, monseñor Pedro Pablo Elizondo Cárdenas.
Al participar en la misa concelebrada en la víspera del festejo de los 453 años del arribo del Señor de San Román a tierras campechanas, junto con el obispo de Campeche y el párroco del santuario, Martín Mena Carrillo, monseñor Elizondo Cárdenas destacó la fe de los creyentes con el novenario que dura un mes y que supera el de su tierra Sahuayo que pensó era los de mayor tiempo.
Resaltó el amor a Jesucristo que se manifiesta en los peregrinos y fieles que durante siglos han venerado la imagen lo que les proporciona luz, consuelo, fortaleza pero sobre todo amor que les permite acudir anualmente ante el amor que le profesan al Cristo Negro.
Significó la devoción intensa y profunda que se tiene a la imagen y que se puede resumir en la frase del señor amaos los unos con los otros así como a los textos de San Juan sobre el amor de Jesús.
Después de las 12:00 de la noche se entonaron las Mañanitas para celebrar los 453 años de la llegada de la imagen a tierras campechanas.
Para este 14 de septiembre se contempló unas Mañanitas a las seis de la mañana, mientras que a las 10:00 horas se oficia la misa del Gremio de Señoras y a las 19:30 horas la misa de aniversario de la llegada del Cristo Negro y que presidirá el obispo de Campeche.  WCV

  • CAMPECHE
error: Content is protected !!