Loading

Barandilla: Tóxicos de la democracia

Diversos estudiosos de la Ciencia Política, como Ralph Lerner o Leo Strauss coinciden en advertir las diferencias entre los ejercicios sociales de las consultas y las encuestas; en toda ciencia las diferencias conceptuales son relevantes cuando el resultado que se pretende obtener es un insumo confiable para la toma de decisiones.
La consulta consiste en pedir consejo u opinión a un experto o grupo de especialistas sobre un tema o asunto complejo o delicado que requiere del conocimiento y experiencia del consultor para poder emitir una opinión consultiva, en el mundo moderno existen despachos jurídicos, consultorios médicos y firmas y empresas muy prestigiosas especializadas en consultoría sobre diversos temas por ejemplo en la construcción de grandes obras de ingeniería civil, hidráulica, hospitalaria, urbana, etcétera. La mecánica de trabajo, siempre respetuosos de la naturaleza de la consulta, exige el conocimiento de los expertos y la aportación de datos e información verificable, desde luego la opinión consultiva, no posee fuerza vinculante ni para el consultor que la emite, ni para el cliente que la solicita, por la seriedad y el rigor metodológico, los consultores adquieren prestigio y respetabilidad.
La encuesta consiste en el ejercicio de cuantificación de opiniones favorables, desfavorables o indiferentes que un segmento social emite sobre ciertos hechos relacionados, por ejemplo, con los usos y costumbres o los acontecimientos de una comunidad. La encuesta permite conocer el número de personas que participan y su postura frente al hecho que se les pregunta, las encuestas para ser validas, requieren de una metodología específica que supone entre otros factores la formulación adecuada de preguntas y la selección de idoneidad de los potenciales participantes.
Tal como se advierte, la consulta y la encuesta son distintas en cuanto a sus objetivos, metodologías y resultados, la confusión de conceptos en la aplicación de estos ejercicios sociales no es compatible con la toma de decisiones objetivas y correctas.
Respecto a la construcción del nuevo aeropuerto de México, desde los tiempos de su campaña, el ahora presidente electo se comprometió a cancelarla por considerarla una expresión más de corrupción del gobierno que está por terminar, es decir se trata de una decisión ofrecida desde hace tiempo y concretada ahora que anuncia que lo hace en cumplimiento de la voluntad popular, bajo el argumento de ser obediente al resultado de una supuesta consulta hecha con una metodología que ni siquiera cumplió con los requisitos de una simple encuesta.
Las consultas y las consecuentes opiniones consultivas no poseen en sí mismas carácter democrático, su valor no es cuantitativo sino cualitativo porque es exigido el conocimiento de la opinión de los expertos en el tema, y por necesidad son pocos quienes poseen el suficiente conocimiento técnico específico sobre ingeniería aeronáutica, el valor de una opinión consultiva es fundamental para las decisiones correctas.
Al pretender el presidente electo darle a una encuesta realizada de manera deficiente el valor de una consulta, atribuyéndole al pueblo un conocimiento técnico y específico que no posee y convirtiendo su resultado en opinión consultiva, en criterio determinante para la toma de una decisión previamente anunciada, en realidad está confundiendo el contenido de los conceptos, haciendo de este ejercicio social un tóxico de la democracia que no legitima ni legaliza la arbitrariedad de su decisión contraria a la opinión consultiva de quienes si poseen el conocimiento científico y la experiencia para orientar una decisión tan importante para México.
Los costos financieros, sociales, morales y jurídicos de este error político inciden en la vida de todos los mexicanos y no solo de quienes votaron por él, insultar, descalificar y agredir verbalmente a quienes no simpatizan con su decisión, es promover divisiones y desavenencias entre mexicanos, esas acciones, no son signos favorables para el inicio de la nueva gestión de gobierno que se inaugurará el próximo 1 de diciembre.
mcplataspacheco@gmail.com

  • OPINIONES

Historia Previa

Diputados populistas

Historia Siguiente

Siempre hay otros: Espantos ante el desastre
error: Content is protected !!