Loading

Siempre hay otros: Esa vasta e interminable tragedia

Se puede vivir y vivir felizmente sin recordar, pero es imposible vivir sin olvidar.
Friedrich Nietzsche

Vaya que tenemos que despertar de ese letargo a los otros, a esos rostros que deambulan sin esperanza, la niñez que sufre porque tiene puntuales obligaciones con los adultos y viven de los golpes de realismo, nada mágico, al contrario, supeditados a las exigencias de la pobreza extrema.
Podemos o no reírnos de los cientos de memes que habitan en las redes sociales con motivo de la vuelta a clases, donde las madres y padres dicen que en su inmensa mayoría se han hartado de los poco más de dos meses con los pequeños en casa, sin actividades fuera de la rutina, sin vacaciones, sin nada que los entretenga más allá de la ociosidad.
Leíamos con curiosidad un comentario sobre una fotografía que compartimos, donde un pequeño junto a un recipiente con palomitas y chicharrones que le dieron para vender, cuando quizá debería estar en el colegio, en la educación primaria, observa una escuela con el regreso a clases de niños de su edad, y es que no todos son felices, cuando la felicidad es parte del cuestionamiento diario del ser humano, ese que sufre más de lo que vive; cuando muchos de ellos desaprovechan la gran oportunidad que se les presenta.
De vuelta a clases ayer lunes cerca de 30 millones de niños y jóvenes, preescolar, primaria y secundaria, aquellos que en unos cuantos años vivirán en carne propia lo que otros forma parte de su trajín diario, la búsqueda sin mucho éxito de un lugar mejor para salir adelante.
Las cifras son de escándalo y parecen no importarnos tanto, la deserción escolar a temprana edad, esa que pasa más por la falta de los medios para continuar, porque las familias no tienen la capacidad económica para solventarlo.
Y a esas edades cuando se debe estudiar, se sufre, porque hay que vender algo, o acompañar a papá, mamá o al hermano o hermana un poco mayor, a esa tragedia de trabajar desde la niñez, saltando o sobrellevando los problemas de la selva en que se ha convertido la ciudad.
En la capital del país es muy común mirar, sobre todo a la salida de las estaciones del sistema de transporte colectivo metro o paraderos de autobuses, cercanos a los centros comerciales en las banquetas, ofertar todo tipo de productos que no son de primera necesidad, pero que cubren las necesidades de otro sector, la comida chatarra y hasta la venta de cigarros en los cruces con semáforos.
Por supuesto que algo no estamos haciendo bien desde todos los sectores de una sociedad enferma de ambición, no es solamente ofertar becas, presumir donaciones y donativos, albergar a los abandonados, sino también darle oportunidades a grupos extremadamente vulnerables en el capitalismo que vivimos, no somos un país feliz, de eso no tengo la menor duda, y seguramente muchos de los que me leen coincidirán conmigo.
Maestros además vuelven a clases entre dudas, les inquieta la falta de leyes secundarias en la reforma educativa, que se afirma ahora, estudiarán los niños y jóvenes con tres en una, porque está vigente la de Felipe Calderón, con la actualizada de Peña Nieto y la más reciente de la 4T.
Docentes enfrentan indefiniciones en temas como contenidos, y la forma que serán evaluados, además de acusar capacitación poco útil, al final ellas y ellos se quejan de casi todo y los perjudicados son ese alumnado al que jamás se toma en cuenta para las definiciones.
Para que un pueblo salga adelante debe autoevaluarse, para dignificarse debe aprender a cuidar a su niñez, enseñarle los mejores caminos con las herramientas precisas, sin escatimar un solo peso, en ellas y ellos se finca el mejor y más claro futuro que pueda alcanzarlos.
Sin pretextos, sin justificaciones, sin falsos triunfalismos es en la educación de donde se enseña el pequeño para abrirse paso en la vida, con el conocimiento como su mayor arma de defensa y ataque.

En primera línea

No hubo el pasado viernes otra manifestación, solo amagaron las otras mujeres, las llamadas radicales en volver a salir a las calles en la Ciudad de México, con una protesta válida contra la violencia de género.
Mañana miércoles el gobierno de la Ciudad alista el protocolo de protección, una nueva estrategia se afirma, para dar seguridad a las mujeres. Enhorabuena.

  • OPINIONES