Loading

Sobrevive de milagro

Tras destrozarse su camio­neta al colisionar de frente contra un tráiler cuyo chofer le cerró el paso para ingresar a un predio de la carretera Chiná-Uayamón, un conduc­tor vivió para contarlo mien­tras las pérdidas materiales se calcularon en un millón de pesos aproximadamente.

De manera extraoficial se dijo, que el operador del ve­hículo de carga ha provoca­do tres accidentes similares en dicho sector de la carre­tera.

El percance de ayer ocu­rrió alrededor de las 8:30 ho­ras de ayer, cuando la perso­na al volante de la camioneta Ford Escape blanca, con pla­cas de circulación DJY-66-79 de la Entidad transitaba so­bre la mencionada vialidad en dirección al Periférico Pablo García y Montilla de la capital campechana.

De repente, al pasar las curvas antes del desvío al po­blado de Chiná, el guiador de la Escape se estrelló de fren­te contra el tractocamión International blanco, con matrículas de circulación 08-AB-6P del Servicio Públi­co Federal, con remolque rojo de hierro enganchado, propiedad de una empresa de materiales de construc­ción, por cuyo operador le invadió el carril de circula­ción al tratar de ingresar a una propiedad.

Pese al fuerte encontrona­zo, el guiador sobrevivió con golpes en la unidad motriz Escape, la cual quedó con­vertida en chatarra y pedazos de la fascia, faros delanteros, radiador, con abolladuras en salpicaderas, capirote y puertas al quebrarse el vi­drio del parabrisas al activar­se las bolsas de aire.

Así mismo, al tráiler se le descuadró el motor al virarse a la izquierda junto con el ra­diador y la defensa delantera al desprenderse el capirote y averiarse el eje de las llantas delanteras.

Al lugar se trasladaron agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP), Vialidad y paramédicos de la Cruz Roja quienes atendieron al sobre­viviente que no ameritó lo trasladaran a un hospital.

Bomberos de la Secretaría de Protección Civil del Go­bierno del Estado (SEPROCI) esparcieron tierra y polvos químicos sobre el derrame de diesel del tráiler para prevenir que sucediera un incendio.

Los propietarios de ambas unidades motrices llegaron al acuerdo para el pago de los daños por medio de la aseguradora, y después de una hora, dos grúas retira­ron el tráiler y la camioneta Escape para desbloquear el tránsito de la carretera.