Loading

Show de cada martes de Layda lo ha llevado al extremo

El grotesco y ridículo es­pectáculo de un programa de reality show, como forma de gobernar, la falta de visión para impulsar el desarrollo económico, la carente estrate­gia en materia de seguridad, ha llevado al extremo a Layda Sansores, de usar la fuerza pública para ser un Gobierno intolerante, represivo, bru­to y autoritario, afirmó Alvar Omar Chiquini Cu, al mante­ner por quinto día su plantón en el Palacio de Gobierno, como parte de la Resistencia Civil Pacífica.

En los pasillos de la sede del Ejecutivo Estatal, donde instaló desde el primer día de este año una casa de cam­paña y lo acompañan dos personas, Chiquini Cu señaló que ha recibido respaldo de muchos ciudadanos, dirigen­tes, líderes y de quienes se han desencantado de la mal llamada Cuarta Transforma­ción que, en Campeche en los primeros 100 días ha sido robadera, impunidad, injusti­cia, incapacidad y autoritaris­mo.

Señaló que el show que monta cada martes la gober­nadora Layda Sansores es ri­dículo, en el que se derrocha mucho dinero al usar perso­nal de la televisora local como medio de linchamiento me­diático, para esconder la co­rrupción de sus secretarios, los foráneos que solo saben transar.

“Se trata de gobernar, no andar vestidos con maquilla­je, pintándose el pelo de dis­tintos colores, la investidura del Ejecutivo del Estado no es una pasarela ni exhibicionis­mo”.

Indicó que los focos rojos en seguridad, la crisis que se agudiza en Campeche, la fal­ta de empleos y la incipien­te inestabilidad política han llevado al gobierno de Layda Sansores a perder la pruden­cia y mostrar la garra de cinis­mo y el autoritarismos, pues la cacería contra motociclista y automovilistas, son sínto­mas de un gobierno represi­vo, intolerante y bruto.

“En materia de seguridad solo hay anarquismo y desor­den, prueba de ello es que en Candelaria se registran muer­tos; en Champotón, asesina­tos; Campeche, incinerados; en Escárcega, acribillados; en Carmen, ejecutados; la crimi­nalidad está desbordada y los cuerpos de seguridad en Cam­peche no sirven para nada. El fiscal general del Estado, Re­nato Sales, ha sido infructuo­so, ni su poema sirve por eso le dicen el poeta ocho varos. No están haciendo nada, solo son figuras decorativas que hay en las distintas dependen­cias”.