Loading

Hieren de bala a fémina y su bebé

CANDELARIA – Una familia, originaria del ejido Pablo García, fue atacada a balazos la noche del martes, cuando transitaban a bordo de un automóvil Ford Fiesta, resultando lesionada una mujer y una bebé de dos meses de nacida, quienes fueron ingresadas al hospital de esta ciudad para que recibieran atención médica.

De acuerdo a información recabada, los hechos se suscitaron a alrededor de las 23:30 horas, cuando Wenceslao T. G., de 30 años, su esposa Antonia del C. F. S., de 29 años y su bebé de dos meses, se desplazaban sobre la avenida Emancipadores a bordo de un vehículo sedán, marca Ford, tipo Fiesta, color gris, placas ZCW- 503-C del Estado de Yucatán, venían provenientes de Sabancuy e iban con dirección a la localidad de Pablo García.

Cuando pasaban a la altura de un bar, una camioneta de color negra, doble cabina, Ford Lobo, a exceso de velocidad los empezó a seguir, les dio alcance a la altura de una de agua, a unos metros de la glorieta a la Mujer Campechana, cerrándoles el paso, de la que descendió una persona del sexo masculino, alto, de complexión delgada, claro de color, que portaba camisa negra, gorra negra y con un arma corta en la mano derecha, tipo escuadra, quien les marcó el alto.

El conductor del Fiesta maniobró en reversa y regresó por el mismo carril, hasta la altura de la calle 2, para tratar de poner a salvo a su familia e inició una persecución que concluyó momentos después, a la altura de la calle 29 por 12 de la colonia Guanajuato, en donde la camioneta les cerró el paso y el sujeto disparó en tres ocasiones contra el vehículo.

Los balazos impactaron en la parte del costado derecho del copiloto por el espejo, el otro impacto fue en medio de la puerta trasera derecha y el tercer impacto, en la parte trasera del lado derecho, logrando herir a la esposa en la pierna, que viajaba en el asiento trasero del lado derecho, llevando en los brazos a su menor hija, quien también resultó herida de bala en el muslo de la pierna derecha.

El conductor resultó ileso y prosiguió su marcha hasta el hospital para que atendieran a su mujer e hija, mientras que el agresor se dio a la fuga con rumbo desconocido.

Elementos de la Policía Municipal y de la Fiscalía de Candelaria acudieron al frente del hospital en donde se entrevistaron con el conductor del vehículo, quien refirió desconocer la causa del ataque, pues iban pasando y pudo tratarse de un sujeto alcoholizado. La policía realizó un operativo de búsqueda, sin resultados positivos.