Loading

Urge habilitar un flotel hospital en la Sonda de Campeche

Es necesario que las autoridades de Petróleos Mexicanos (PEMEX) habiliten un flotel hospital en la Sonda de Campeche, en donde los trabajadores que son aislados como casos sospechosos a COVID-19 o sus variantes puedan ser atendidos, evitando con ello contagiar a más personal en las plataformas marinas, afirmó el presidente de Contraloría Ciudadana del Carmen, A.C., Javier Bello Ávila.

“La disminución en las medidas de prevención y contención del COVID-19, la falta de aplicación de las pruebas rápidas antes de abordar las instalaciones marinas y la mala administración, cuyos responsables son los directivos de Petróleos Mexicanos, encabezados por su director Octavio Romero Oropeza y el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), han provocado el brote de coronavirus en la Sonda de Campeche”.

Expuso que desde mediados de 2021, la empresa anunció el regreso a las labores presenciales en sus oficinas, sin importar que los efectos sanitarios de la pandemia aún se encontraran presentes, eliminando además los arcos sanitizantes y otras medidas preventivas, que se venía realizando.

“Es cada vez notorio el desconocimiento del ingeniero agrónomo, Octavio Romero Oropeza, de las instalaciones y las acciones que son necesarias emprender para evitar que se presenten brotes de esta pandemia en las plataformas marinas de PEMEX, que en menos de un año, ya registran más de 500 bajados, por presentar síntomas del COVID-19 y sus variantes”.

Destacó que de acuerdo con el recuento que se hace de los bajados, se estima que más de dos mil 500 han sido traídos a tierra en lo que va de la pandemia, lo que representa que tan solo en el primer mes del 2022, se ha acumulado más del 20 por ciento de ellos, sin que se tomen medidas para la contención de la enfermedad.

“Afortunadamente, las variantes del COVID-19 no son tan agresivas y las vacunas han ayudado a que sus efectos sean menos dañinas, por lo que el índice de muertes no es tan amplio como en el 2020 y el 2021, que colocaron a PEMEX, como la empresa a nivel mundial con mayor número de decesos entre su personal”.

Bello Ávila expuso que los trabajadores petroleros, luego de ser detectados como sospechosos de COVID-19, son aislados en cuartos en las mismas plataformas, pero usan los baños comunales, los pasillos y los teléfonos al igual que los demás, por lo que los contagios van en aumento.

Reiteró su propuesta que se instale en la Sonda de Campeche un flotel hospital, en donde los trabajadores que sean sospechosos de COVID-19, puedan ser aislados con seguridad, para evitar que puedan seguir contagiando a más personas.

“Es necesario que se tomen medidas urgentes para evitar que el brote de la pandemia en la Sonda de Campeche, se salga de control”.