Loading

RPL: infraestructura física educativa, más importante que el PETC

Al reconocer que más de 192 centros educativos en el Estado han sido vandalizados por falta de vigilancia, el titular de la Secretaría de Educación (SEDUC), Raúl Pozos Lanz, justificó que la desaparición del Programa de Escuelas de Tiempo Completo (PETC), es una decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador, porque es su mayor prioridad la atención de la infraestructura física de los planteles educativos.

Pozos Lanz minimizó las duras críticas de los legisladores locales de oposición por la decisión de eliminar el programa PETC, al señalar que no es un asunto del Gobierno del Estado, sino del Gobierno Federal, ordenado por el propio presidente López Obrador.

Admitió que estudiantes y alumnos en condiciones de vulnerabilidad de 600 escuelas son los afectados con la decisión desaparecer el programa con el que se brindada alimentación y actividades de formación a los estudiantes, y justificó que la infraestructura física educativa es más importante que este programa, el cual había dejado de ser eficaz por la pandemia. 

Entre balbuceos y titubeante, el titular de la SEDUC señaló que: “la decisión del presidente para nosotros fue basada en lo que realmente nos está mandando la priorización de atender las escuelas y que tengan las condiciones mínimas para que los niños regresen a las escuelas”.

Al reconocer que más de 192 planteles fueron vandalizados por falta de vigilancia, el funcionario aseguró que en el regreso a clases presenciales, se registra una asistencia del más del 60 por ciento de los alumnos.

Señaló que para el Gobierno del Estado, el hecho de que el 40 por ciento de la matrícula escolar no asistiera a clases presenciales, es muy bueno. “Nos lleva a la conclusión de que los padres de familia, quienes son los que deciden libre y voluntariamente si llevan o no a sus hijos, están convencidos de que hay que reiniciar en la medida de las posibilidades con la mayor normalidad posible el regreso presencial de las aulas, sin dejar de reconocer que tenemos que cumplir cabalmente lo que establece la Secretaría de Salud, en materia de seguridad sanitaria”.

Indicó que en las escuelas se mantienen los protocolos sanitarias impuestos por las autoridades de Salud, como la entrada a los planteles, la sana distancia hasta donde sea posible; el uso de cubrebocas; el lavado de manos y el uso del gel antibacterial, y en los centros educativos que no cuentan con energía eléctrica y agua potable no están obligadas a regresar, pues 192 planteles fueron vandalizados.