Loading

Ciudadanía enfrenta la opresión de autoridades municipales: Santisbón

Al acusar a la alcaldesa Biby Rabelo de la Torre de aplicar la misma política de su antecesor Eliseo Fernández Montufar en hostigar, amenazar y cortar el servicio de agua potable a deudores, el nuevo representante de la Resistencia Civil “Campeche para los Campechanos”, José Manuel Santisbón Rivero, denunció que como pago de facturas a empresarios yucatecos se erogan anualmente tres millones 480 mil pesos por la renta del Centro de Atención Municipal que aún no está en función.

Santisbón Rivero denunció que la ciudadanía enfrenta la opresión de las autoridades municipales, mediante el incremento de las tarifas por concepto de agua potable, las cuales se han incrementado en detrimento de la economía de las familias.

En 1991 que la tarifa anual por el servicio del agua era de 15 pesos y hasta el año pasado llegó a  873. 29 pesos, cada año y trienio se ha ido incrementando este derecho, pese a que los Ayuntamientos reciben participaciones federales para que  administren y ejecuten los servicios  como sistemas de agua potable, rehabilitación y mantenimientos a plantas de tratamiento, electrificación, pavimentación y bacheos de calles, alumbrado público, guarniciones y banquetas, parques y jardines, entre otros.

En la pasada administración que encabezó Fernández Montufar, comenzó un insensible e inhumano operativo de cortes en las tomas domiciliarias de quienes presentaban adeudos, además del hostigamiento en avisos de pagos y amenazas de cortes, que continúa hasta ahora la alcaldesa Rabelo de la Torre.

Relató que hace dos años en la Unidad Habitacional de Ex Hacienda Kalá se realizó en corte del servicio a varias familias, quienes tuvieron que realizar un esfuerzo para  cubrir a pagos parte del adeudo para que pudieran realizar la reconexión del servicio; y en la actual administración municipal que encabeza la alcaldesa Biby Rabelo de la Torre, las cosas no cambiaron mucho, pues continúan con ese mal ejemplo.

Denunció que Fernández Montufar tenía una grave adicción de discriminación a los campechanos, pues las mayorías de las obras y contratos de servicios las adjudicó a empresas yucatecas.

Expuso que el secretario del Ayuntamiento de Campeche, Ricardo Encalada Ortega, reveló una información relacionada a la Unidad de Atención Municipal que se ubica donde eran las oficinas de la empresa concesionaria automotriz en la Plaza Ah Kim Pech.

Desde noviembre de 2021 firmaron un contrato para el arrendamiento con un costo de 250 mil pesos mensuales, que con el 16 por ciento del IVA que equivale a 40 mil pesos, suman 290 mil pesos, con vigencia hasta el 31 de diciembre pero podrá prorrogarse el tiempo que dure la administración municipal. Los campechanos pagan además un recurso millonario para la remodelación de ese edificio abandonado.