Loading

Layda arremete contra AMC y lo llama “traidor de mierda”

“Traidor de mierda”, llamó la gobernadora Layda Sansores San Román al dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno Cárdenas, a quien la Fiscalía General del Estado (FGE) ya investiga por enriquecimiento ilícito, y rechazó sostener amoríos con la secretaria de Protección y Seguridad Ciudadana (SPSC), Marcela Muñoz Martínez.

En su obsesiva fijación hacia el ex gobernador de Campeche, Moreno Cárdenas, le dedicó un capítulo de casi media hora, lanzó infamias, acusaciones, descalificaciones y mucho odio. Remató con “es un traidor de mierda” y justificó los actos
vandálicos de sus seguidores realizados en el edificio
del PRI.

Acusó que Moreno Cárdenas compró por 100 mil pesos un polígono de 30 hectáreas de playas en Champotón, que donó a su madre, quien presuntamente vendió una parte a los empresarios de “Playa
Esmeralda”.

El fiscal Renato Sales Heredia dio a conocer que ya abrieron una carpeta de investigación en contra del ex gobernador Moreno Cárdenas por presunto enriquecimiento ilícito.

Sansores San Román siguió con su autoengaño en las cifras de la revocación de mandato, pues presumió que el presidente Andrés López Obrador obtuvo solo 174 mil 865 votos y confirmó que el 15 por ciento de los campechanos lo aprueba, y que ella ganó con un tercio de los votos, es decir 139 mil 503.

Presumió que 600 participantes, la mayoría secretarios, servidores públicos y funcionarios del Gobierno del Estado, en la marcha del domingo de la votación de la reforma eléctrica, representan al pueblo de Campeche que repudia a los legisladores del PRI que votaron en contra de la propuesta de López Obrador.

Respecto al caso de Eliseo Fernández Montufar, dijo que no está en contra de él, la denuncia la interpuso la Fiscalía Anticorrupción de Alito por destinar recursos del Ayuntamiento de Campeche para remodelar un edificio propiedad de su familia. Sin embargo su Gobierno, a través de la FGE ha iniciado 11 carpetas de investigación, y afirmó que se le desmoronan sus mentiras, aplica una psicología de manipulación.

Negó que quitará los bonos y prestaciones a los burócratas, pero confirmó que no aumentará los salarios y advirtió que de no mejorar las condiciones financieras del Gobierno del Estado podría tomar decisiones
extremas como el cierre de oficinas.

Respecto a las versiones y las imágenes que muestran y señalan de una presunta relación con su secretaria de Seguridad, la guanajuatense Martínez Muñoz, aseguró: “No comeré de dos sopas”.

Los delitos donde no hay cifras negras como homicidio y robo de vehículo han disminuido. Antes era una simulación y ahora buscan dar la información real.